Edgar Fonseca, editor

Un vehículo Toyota Prado TX 2020 que aparece registrado a nombre del presidente, Rodrigo Chaves Robles, tuvo una depreciación de ¢9 millones desde 2020 pese a que autos del mismo modelo subieron su valor fiscal, hasta ¢15 millones, con el consecuente aumento del cobro del marchamo del presente año para sus propietarios.

La noticia lo dio a conocer el sitio El Observador.

El ministro de Hacienda, Nogui Acosta, respondió a dicho medio que el lunes revisará por qué el comportamiento a la baja en el valor del fiscal del auto del mandatario en comparación con modelos similares que fueron tasados con costos de hasta ¢14 millones y ¢15 millones.

La versión trascendió en medio de crecientes reclamos de ciudadanos por los desmedidos aumentos en el valor fiscal de algunos modelos lo que incidió en un incremento en el costo del marchamo 2023 que entró a regir el pasado martes 1° de noviembre.

Según dicho medio, en 2020, el valor fiscal del carro de Chaves fue de ¢30.990.000.

Para el cobro del presente marchamo dicho valor se redujo a ¢21.910.000., una merma de ¢9.080.000.

El auto registrado a nombre de Chaves es descrito como Marca: Toyota; Categoría: automóvil; Carrocería: todo terreno, 4 puertas,; Tracción 4×4; Color: Blanco; Estilo: Land Cruiser Prado TX; Capacidad: 7 personas.

Mayoría de autos afectada por alza

El valor fiscal de 67% del parque vehicular del país creció 2.13% para el marchamo 2023, reconoció el ministro Acosta el pasado 2 de noviembre en el programa Nuestra Voz de Radio Monumental.

El alza la atribuyó a los componentes de una fórmula de valoración que data de hace 30 años. Debido a que la inflación considerada en esa fórmula, de 12.13%, fue mayor a la depreciación del vehículo, que es de 10% por año, el valor fiscal aumentó.

“La depreciación es menor respecto a la inflación sobre la cual se está trabajando, por eso el aumento en el valor fiscal”, justiricó Acosta en dicho programa.

“Es una fórmula que tiene más de 30 años de haberse emitido y que recoge esos tres elementos básicos: depreciación, inflación y la actualización del valor fiscal”, agregó.

“Estamos buscando una nueva fórmula para hacer ese cálculo porque si hoy la inflación es más alta que la depreciación del vehículo el impuesto sube y el valor fiscal sube. Es una fórmula que viene de los 80 y la realidad de los vehículos de hoy es diferente. Nuestro interés es tener una fórmula que enviaríamos a la Asamblea Legislativa en enero del próximo año”, añadió en dicho medio.

Al 3 de noviembre, 8.295 personas presentaron reclamos por el alza en el valor fiscal, según confirmó la Dirección de Tributación Directa.