Especial PuroPeriodismo/Marca, Madrid/Foto FIFA World Cup

Estados Unidos y Gales firmaron el primer empate de este Mundial en un partido de poder a poder que sirvió para recuperar a Gareth Bale en la competición de máximo nivel. El ex del Real Madrid no hizo un maravilloso partido pero le bastó una aparición fugaz para echar por tierra el buen partido de Estados Unidos. El reparto de puntos deja en suspense la candidatura de ambos a ser equipo de octavos de final en este Mundial, destaca Marca de Madrid. 

La puesta en escena fue toda una declaración de intenciones. Estados Unidos salió ambiciosa, intensa, vertical y con la portería rival en mente. Gales, quizá fruto del ímpetu rival o de su propia racanería, decidió echarse para atrás y aferrarse a la inspiración de su jugador franquicia, Gareth Bale. El ex del Real Madrid no tuvo una gran noche pero le bastó un fogonazo en la segunda mitad para mantener viva a Gales, agrega el sitio madrileño.

Especial PuroPeriodismo/Marca, Madrid