Edgar Fonseca, editor /Foto You Tube Asamblea Legislativa

El productor audiovisual, Eloy Mora, confirmó hoy ante diputados que luego del escándalo del video “Salto al vacío”, divulgado en el fragor de la campaña electoral anterior y ligado al PLN, supuestamente recibió llamadas tanto del excandidato José María Figueres como de la exjefa de campaña Alicia Fournier para bajar el tono a la polémica.

Las manifestaciones las hizo ante los diputados que investigan financiamiento de los partidos durante la pasada campaña.

En el caso del video que generó fuerte censura por mostrar escenas de suicidio, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) investiga la orden de contratación y financiamiento del video.

El PLN rechaza haber ordenado dicho audiovisual.

Mora, de la firma Drim Tim, reconoció que no hubo contrato con el PLN para la producción que tuvo un costo de $15.000.

Supuso que el video era para la campaña verdiblanca porque el pedido provino de un asesor de apellido Bulgarelli.

Mora dijo que le cancelaron dos terceras partes del costo.

Parte del pago, reveló, lo hizo un abogado de apellido Fachler.

El pago no provino ni del PLN ni de la agencia que manejó la campaña, admitió.

“Tranquilicémonos”

Dijo que, tras estallar el escándalo el 22 de marzo, la primera llamada presuntamente se la hizo Fournier.

“Tranquilicémonos. No salgamos a decir nada”, recordó Mora que le dijo la exjerarca PLN.

Según el productor, “fueron cinco minutos de lo que a mí me dio una poderosa sensación de coacción”.

De Figueres afirmó que la presunta llamada fue en inglés en la que exaspirante le habría manifestado: “This too shall pass“, (“Esto también pasará”).

“Esto va a pasar”, recuerda que le comentó el entonces candidato verdiblanco quien perdió las elecciones el 3 de abril en segunda ronda ante Rodrigo Chaves del PPSD.

“Tranquilo. Estamos con vos”, asegura Mora que le habría reiterado Figueres.

La respuesta la dio ante consulta del diputado Jorge Dengo (PLP).

Para dicho productor, el “tono” de las llamadas de Fournier y Figueres fue “idéntico”.

“Creo que las dos tenían una misma raíz, que era que me tranquilizara, que no saliera a decir nada”, sostuvo.

“Incluso –agregó– varias veces dijeron: ‘Si para vos es importante salir a decirlo, decílo, pero no ahora, no en este momento'”.