PuroPeriodismo/Foto Víctor Peña, El Faro, San Salvador

Un interminable régimen de excepción y el anuncio de la reelección inconstitucional del presidente Bukele marcaron en 2022 la vida salvadoreña con persecución a la prensa independiente, a la sociedad civil organizada y a funcionarios del sector justicia que se enfrentaron a los poderes fácticos. Exilio, militarización y encarcelamiento son palabras que marcaron el año, destaca un informe especial del sitio El Faro de San Salvador.

Desde marzo de 2022, El Salvador ha vivido bajo un régimen de excepción que permite que un policía o soldado encarcele a cualquier persona que considere sospechosa, sin necesidad de una orden judicial. El régimen de excepción, que tendría validez por un mes y que ha sido renovado consecutivamente desde entonces, fue decretado por el Gobierno del presidente Nayib Bukele y su mayoría en la Asamblea, tras un sangriento fin de semana en el que las pandillas asesinaron a 87 salvadoreños en tres días. La mayoría de las víctimas no pertenecían a ninguna pandilla. Aquella masacre de marzo marcó el final del acuerdo de la administración Bukele con las pandillas mantenido desde su llegada al gobierno en juio de 2019 y cuyo resultado más visible fue el histórico descenso de la tasa de homicidios.

Pero el rompimiento, cuyos pormenores aún no terminan de esclarecerse, fue violento y frontal. Uno de los cadáveres producto de aquel fin de semana fue lanzado en plena carretera a Surf City, el emblema turístico de esta administración. En medio de aquella tragedia, Bukele encontró en el Régimen de Excepción su cruzada política de cara al anuncio que haría seis meses después, de su carrera por la reelección en las elecciones de 2024, violando varios artículos de la Constitución. Desde entonces, blandiendo su régimen de excepción, Bukele se ha presentado como el hombre fuerte que acabará con los grupos criminales que desde hace décadas desangran y extorsionan a los salvadoreños. Desde marzo, más de 60.000 salvadoreños han sido detenidos, duplicando en nueve meses la población carcelaria del país.

Especial PuroPeriodismo/Bukele anuncia una dictadura, editorial El Faro, San Salvador, 23 de setiembre 2022

Pero la historia oficial fue contada omitiendo hechos y personajes principales, y todos los voceros gubernamentales han guardado silencio sobre el pacto que sostuvieron con las pandillas hasta marzo de este año. Fue gracias a publicaciones periodísticas que se descubrió que la masacre de marzo fue producto de la ruptura del pacto entre el Gobierno y la MS-13. Antes del régimen de excepción el pacto fue la política real para disminuir los homicidios en el país, al grado que el Gobierno se atrevió a hacer lo que nunca antes se hizo en las negociaciones de la tregua del FMLN con las pandillas: liberar ilegalmente a uno de los principales cabecillas de la Mara Salvatrucha. Élmer Canales Rivera, alias Crook…

Especial PuroPeriodismo/El Faro, San Salvador