• Para Biden, el trofeo de llevar a Ovidio en extradición sería hasta electoralmente muy valioso. Y haría más fácil olvidar los insultos y abusos de López Obrador

Carlos Loret de Mola, diario El Universal, Ciudad de México

Los dos escenarios eran idénticos. ¿Por qué entonces en 2019 soltaron a Ovidio y en 2023 sí lo detuvieron? 

El 17 de octubre de 2019, fuerzas federales rodearon la casa del hijo del Chapo Guzmán en Culiacán, Sinaloa, y lo detuvieron. La respuesta del heredero del cártel de Sinaloa fue el caos: más de 4 horas de balaceras, quemas, bloqueos, amenazas contra la población civil y contra las familias de los militares. 

Ayer, 5 de enero de 2023, en un operativo de fuerzas federales y estatales detuvieron a Ovidio otra vez. La respuesta del heredero del cártel de Sinaloa fue el mismo caos: al menos 12 horas de balaceras. Hubo 19 bloqueos y agresiones armadas. Tiroteos en las calles, se pidió a la población civil no salir de sus casas, se cancelaron las clases, un grupo armado tomó el aeropuerto de Culiacán, se reportó que fue alcanzado por una bala gran calibre un avión de Aeroméxico en tierra con pasajeros a bordo que tuvieron que resguardarse porque quedaron en medio del tiroteo. 

Especial PuroPeriodismo/El Universal, Ciudad de México