Edgar Fonseca, editor/Foto Fedefútbol CR

Con la espina sangrante del pasado Mundial de Catar, del que quedó fuera tras arrebatarle Costa Rica su cupo, la selección de Panamá llegó anoche al Nacional y jugó a todo tren para finalmente sentenciar a la Tricolor, 0-1, y dejarla fuera de los Final Four Concacaf.

Horas antes del cotejo el entrenador panameño, Thomas Christiansen, advirtió que llegarían a jugar a La Sabana como si fuese una final de mundial y hasta se dio el lujo de menospreciar el historial tico.

Sus dirigidos cumplieron el guión a la perfección.

Desde el primer minuto presionaron y no dejaron pensar a una Sele a la que le pesa la transición generacional.

Los canaleros controlaron el medio campo tico y generaron constantes acciones ofensivas.

Los nacionales intentaron por distintas vías romper el cerco visitante pero sin generar peligro ofensivo.

Superado el primer tiempo con empate, esperaron el momento oportuno para clavar una daga de la que la Sele no supo ni pudo reponerse.

Fue al minuto 76´cuando el istmeño José Fajardo sentenció a bocajarro el choque tras un relampagueante centro desde la derecha qe la defensa tica se vio incapaz de repeler.

Ahí se esfumaron las esperanzas nacionales de avanzar a los Final Four de Concacaf y una raquítica asistencia la emprendió ´fuera, fuera´contra el técnico Luis Fernando Suárez. La Sele acabó silbada tras el revés ante los panameños.

La Tricolor terminó la Liga de Naciones 2022-2023 con una dolorosa derrota en casa ante Panamá, reconoció el sitio oficial Fedefútbol.com.

Los envalentonó

“Al decir que tenemos que clasificar sí o sí, es como decir. Costa Rica no es nadie. Y la verdad es que hay una historia detrás. Costa Rica lleva unos cuantos mundiales más y hay que respetar a todo el mundo. Por supuesto, nuestra idea es salir y conseguir un resultado favorable para estar en la Final Four”, advirtió Christiansen de previo al choque

A Panamá le era suficiente el empate.

Con cada minuto que pasaba la Sele naufragaba en un juego estéril ofensivamente.

A la Sele se le hizo imposible romper el muro defensivo panameño y pagó muy cara su suerte en la agonía del encuentro disputado ante una regular asistencia en La Sabana.

La decepción de los asistentes coincidió con el semblante del técnico Suárez ante los abucheos en su contra y del grupo de seleccionados.