El empresario turístico sénior Lhakpa Sonam Sherpa acaba de regresar del pico más alto del mundo después de pasar casi dos meses en la región del Monte Everest.

El hombre de 63 años, de la región de Khumbu, quien alcanzó la cima del techo del mundo el 17 de mayo y completó las siete cumbres, denunció un brutal daño ambientan la zona, según el sitio The Himalaya Times de Katmandú, Nepal.

Sherpa, presidente del Yeti Group, quien también se convirtió en el primer nepalí en completar las siete cumbres reales, está preocupado por la degradación del medio ambiente del Everest en los últimos años.

Especial PuroPeriodismo: El Everest “tan cerca pero tan lejos”, relato de la tica Ligia Madrigal

Al borde de la extinción

“El campamento base del Everest, donde pasé muchos días durante la expedición al Everest hace 30 años, ahora está al borde de la extinción”, dijo Sherpa.

“Si no movemos el campamento base de la ubicación actual, desaparecerá en una década”, dijo Sherpa, según el Times.

Según Sherpa, las tiendas de campaña no gestionadas, las heces humanas y la orina son la mayor amenaza para el glaciar Khumbu.

La falta de presencia del gobierno para el monitoreo efectivo de las actividades de escalada en el campamento base también se suma al problema, opinó.

Las expediciones comerciales también están jugando sucio en el campamento base del Everest, dijo.

Especial PuroPeriodismo/The Himalayan Times, Katmandú, Nepal

Al menos 12 muertes esta temporada, The Himalayan Times