Edgar Fonseca, editor/Especial PuroPeriodismo/FIFA

Desde el día en que decidió que quería dirigir alguna edición de la máxima cita del fútbol Copa Mundial hasta su regreso a la ciudad que lo vio nacer ya consumada la clasificación ecuatoriana, cada una de las anécdotas que recordó en su entrevista con FIFA+ permiten conocer a fondo al director técnico argentino Gustavo Alfaro.

Alfaro fue anunciado como nuevo director técnico de la Selección Nacional de Costa Rica el jueves 2 de noviembre.

Su objetivo: clasificar a los ticos a su sexto mundial en 2026.

Los sueños

El primer contacto mundialista: Alemania 2006 cuando trazó sus sueños en Rafaela, hace treinta años, Alfaro ni siquiera pensó en dirigir una Copa Mundial. Su máximo objetivo era alcanzar la Primera División, una liga que le había sido esquiva durante sus días como jugador profesional. Pero cuando alcanzó su meta, casi en simultáneo, descubrió una nueva motivación.

“Se dio simultáneamente el momento en que llegué a dirigir en Primera, en 2003. Fue en 2006, cuando fui al Mundial de Alemania. Y ahí me acuerdo estar en Mönchengladbach, en un amistoso entre Alemania y Colombia que Alemania ganó 3-0. Eran amistosos, bajé del estadio y la credencial me permitía deambular. Empecé a mirar y vi un mundo diferente a lo que buscaba”. 

Especial PuroPeriodismo/FIFA