Especial PuroPeriodismo/El Faro, San Salvador

  • Régimen conspiró con cártel mexicano Jalisco Nueva Generación para recapturar a líder marero que liberó en secreto y era requerido en extradición por EE.UU., revela el sitio El Faro de San Salvador

Audios y mensajes de teléfono en poder de El Faro revelan que el Gobierno de Bukele intentó recapturar al líder marero Crook. El Faro comprobó que el jefe de la División Élite Contra el Crimen Organizado de la Policía se involucró durante varios meses de 2023 en conversaciones con coyotes y un líder pandillero prófugo, al que revelaron información de inteligencia, pagaron viáticos y concedieron la liberación de su hermana a cambio de que negociara con el Cártel Jalisco Nueva Generación la recaptura de Crook. Ese pandillero está ya en manos de las autoridades estadounidenses. 

Élmer Canales Rivera, alias Crook, es un líder nacional de la Mara Salvatrucha-13 liberado en secreto por el gobierno salvadoreño, en noviembre de 2021, como parte de los acuerdos que Bukele pactó con las tres principales pandillas en El Salvador. Cuando fue liberado, el veterano pandillero de la MS-13 estaba condenado a 40 años de prisión y solicitado en extradición por Estados Unidos. Esto último agregaba otro elemento de premura al gobierno salvadoreño: saber que no era el único participando en la cacería. 

Dos años después de liberarlo ilegalmente, el gobierno salvadoreño emprendió una desesperada carrera para recapturar a Crook y retornarlo a El Salvador antes de las elecciones de febrero de 2024; y estuvo dispuesto a pagar un millón de dólares al poderoso cártel mexicano Jalisco Nueva Generación para que raptara al líder pandillero y lo entregara -de preferencia vivo- en una ubicación secreta”

Aunque la liberación del líder pandillero fue hecha en secreto, distintas investigaciones periodísticas revelaron que había sido excarcelado ilegalmente. El Faro constató que Crook fue puesto en libertad a finales de noviembre de 2021, trasladado a un departamento de lujo en una de las colonias más exclusivas de San Salvador y posteriormente conducido a Guatemala por Carlos Marroquín, director de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social y vocero del gobierno de Bukele frente a las pandillas. Luego de que fuera capturado, en noviembre de 2023 por el FBI, las autoridades estadounidenses agregaron que, tras su liberación, el gobierno salvadoreño le habría facilitado un arma de fuego. 

Funcionarios salvadoreños sacaron al “Crook” y le dieron un arma, señala el Departamento de Justicia de EE.UU./Especial El Diario de Hoy, San Salvador

Canales Rivera es la prueba viviente de los pactos del gobierno de Bukele con las pandillas, un hecho que el oficialismo niega rotundamente. De modo que capturar a Crook le permitiría a las autoridades salvadoreñas borrar algunas de las más contundentes evidencias de sus pactos ilegales y de paso desmentir a quienes los han revelado. 

Especial PuroPeriodismo/El Faro, San Salvador