Edgar Fonseca, editor

El Poder Ejecutivo debe abocarse a plantear con urgencia una serie de medidas de política pública que amortigüen el impacto social que pueda tener en distintos sectores la tendencia a la baja en el tipo de cambio, advierte el exministro de Hacienda Elian Villegas.

Así lo expuso ayer en una amplia conversación con este editor vía Zoom Facebook Live.

Hasta ahora, criticó, el gobierno del presidente Rodrigo Chaves no ha presentado tales medidas en medio de crecientes presiones y preocupaciones de sectores.

Según Villegas, la apreciación del colón respecto al dólar impactará en particular en el sector agroexportador: bananero y piñero, con unos 30 mil empleos y en donde esta semana la compañía Dole anunció el cierre de operaciones en dos fincas en Pococí con el despido de 111 trabajadores.

El otro sector será el de las pequeñas y medianas empresas de turismo.

Para el extitular de Hacienda, quien ocupó el cargo en administración Alvarado Quesada, de mayo 2020 a mayo 2022, en relevo del entonces jerarca y hoy mandatario Chaves, el gobierno debe diseñar y ejecutar medidas que contengan, en particular, el efecto social.

Calificó de contradictoria la presión que hoy ejerce el ministro de Comercio Exterior, Manuel Tovar, quien la semana anterior, como cabeza de Procomer, urgió al Banco Central a adoptar medidas urgentes respecto a la política monetaria y en particular frenar la tendencia a la baja del tipo de cambio ante eventuales reacciones por parte de empresas multinacionales.

“Solicitamos una revisión urgente de las medidas actuales, ya que distintos sectores generadores de empleo se ven seriamente afectados por las mismas, tanto en sus ingresos como en su capacidad de mantener y generar nuevas fuentes de empleo, lo cual afecta negativamente al desarrollo y la competitividad de Costa Rica”, dijo Tovar en una nota enviada al Banco Central.

Villegas destacó que la presión es contradictoria con la política de atracción de inversión externa directa IED, seguida por el país en los últimos 25 años, que calificó de “exitosa”, ya que entre más inversión llegue, más dólares llegarán, con la consecuente tendencia a la baja en el tipo de cambio.

Consideró razonable las preocupaciones de sectores, y estimó que el gobierno, bajo la guía del presidente Chaves y su experiencia en el Banco Mundial y del ministro Tovar en OCDE, debe lanzar a la brevedad la propuesta de medidas de política pública para enfrentar los efectos del tipo de cambio en los sectores más vulnerables.

El Ejecutivo, dijo, cuenta con las herramientas para hacerlo y puede asesorarse de expertos del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros entes.

Consultado en específico qué tipo de medidas debería diseñar y ejecutar el gobierno, dejó la tarea para los responsables de atender “una situación complicada como la de este momento”.

El gobierno, advirtió, tiene el desafío de no ceder a la presión de una alza ficticia del dólar y atizar la inflación.

Y deberá poner en la balanza, sostuvo, que, así como hay sectores afectados por la baja en el tipo de cambio, hay cientos de miles de costarricenses que se benefician de esa variable.