PuroPeriodismo/El Nuevo Herald, Miami

Miami Beach impuso un toque de queda desde la medianoche de ayer viernes, mientras funcionarios tratan de poner fin a la fiesta de las vacaciones de primavera antes de un fin de semana que ha traído grandes multitudes y tiroteos a Ocean Drive en los últimos años, informa El Nuevo Herald de Miami.

El toque de queda entrará en vigor el viernes después de las 11:59 p.m. y se aplicará a todas las zonas situadas al sur de 23 Street, incluido el distrito de entretenimiento de South Beach entre las calles Fifth y 23 a lo largo de Ocean Drive, Collins Avenue y Washington Avenue. También se aplicará el sábado y el domingo por la noche.

“Se pedirá a la gente que desaloje de inmediato las calles y regrese a sus casas, hoteles u otros alojamientos”, dijo la ciudad en un comunicado de prensa.

La administradora municipal, Alina Hudak, anunció el toque de queda como parte del estado de emergencia que regirá desde las 11:59 p.m. del viernes hasta las 6 a.m. del lunes. La Comisión Municipal de Miami Beach tendría que votar para extenderlo.

“En consulta con nuestros líderes de seguridad pública, determinamos que un toque de queda a medianoche es necesario y apropiado para ayudar a mantener la seguridad pública en este fin de semana de las vacaciones de primavera’‘, dijo Hudak en un comunicado. “No hemos tomado esta decisión a la ligera, pero no debería sorprendernos. Hemos sido muy claros sobre nuestra intención de proteger al público del peligroso caos que ha acompañado a las multitudes de las vacaciones de primavera en los últimos años”.

PuroPeriodismo/El Nuevo Herald, Miami