La relevancia del “periodismo duro”

524

“En el fondo The Newsroom nos recuerda que, en sociedades libres, el periodismo es un constante ejercicio de decisiones: qué decir, qué no decir, cómo decirlo, en quién confiar, de quiénes dudar, a quién hablar, qué misión cumplir, cuál apoyo buscar, qué valores honrar, defender o rechazar. Por ello precisamente el periodismo es un constante ejercicio de ética, fundada en la autonomía empresarial, institucional y personal, y proyectada hacia un público que merece (¿y desea?) lo mejor posible.”

Eduardo Ulibarri, periodista, consultor en comunicación  y embajador de Costa Rica ante la ONU plantea esos y otros valores intrínsecos al oficio periodístico en un sugestivo análisis de la serie televisiva The Newsroom (Sala de redacción), en sus primeros cinco capítulos.

Sobre la tesis que esboza la serie, la presumida degradación del periodismo televisivo por el efecto corrosivo de los rating, Ulibarri advierte, en el diario La Nación de San José, que el programa, estrenado por la cadena HBO el 24 de junio en Estados Unidos y previsto a ser lanzado en Latinoamérica el 5 de agosto, “es un generador de inquietudes sobre las virtudes, defectos y desafíos del periodismo actual”.

“En el caso de The Newsroom, sostiene Ulibarri, algunas reflexiones y “enseñanzas” de periodismo duro surgen de las propias historias personales pero, más aún,  de hechos noticiosos reales que envuelven a los protagonistas.”

 
Una muy lógica razón, entre otras, para adentrarse en lo que la referida serie plantea a los practicantes e interesados en el oficio. Recomendamos partir del artículo de Ulibarri y de sus conclusiones.