En la era Twitter, ¿puede sobrevivir el periodismo de investigación?

372
Con la vertiginosidad de los acontecimientos y de los Twitter, al instante, una de las mayores interrogantes es cuánto afecta ello la vigencia del periodismo de investigación. De ese periodismo de profundidad y de largo alcance que hoy parece un artículo suntuoso, de lujo en medios tradicionales.


La duda campea en las salas de redacción preocupadas por la celeridad de los hechos, de la brevedad de su reporte y de la tendencia a arrinconar, en no pocos casos, la investigación.

Una de las respuestas a esta inquietud, dice la agencia AFP,  parece fraguarse en Nueva York por Noah Rosenberg, colaborador de The New York Times.

Rosenberg acaba de anunciar el lanzamiento de la iniciativa “Narrativamente”, tendiente a impulsar en la web la difusión de artículos de unas 5.000 palabras.

Se trata de temas, dice Rosenberg, que el lector “puede desempolvar en uno, dos o tres años y todavía tienen algún significado”.

Sin duda, una excelente noticia para el ejercicio del oficio. El periodismo de investigación aunque amenazado no parece en vías de extinción.

Su sobrevivencia dependerá no solo de iniciativas como las anotadas sino de su reconocimiento como una herramienta clave en una práctica periodística seria, rigurosa; atenta a los desmanes y abusos de poder públicos y privados. 

En Latinoamérica sobresalen ejemplos de diarios y otros medios informativos con una firme y continua apuesta a la investigación como sinónimo de excelencia en la industria y en la sociedad.

Leer más

Enhanced by Zemanta