Una veterana periodista italiana de la agencia ANSA que asistía a una ceremonia ordinaria en el Vaticano fue la que se llevó, por entender latín, la primicia mundial de la renuncia de Benedicto XVI. Sin embargo, Giovanna Chirri, antes de lanzar la bomba noticiosa se preocupó por verificar y cerciorarse con fuentes oficiales del Vaticano lo dicho por el Papa. Tras esto lanzó al mundo el tuit más noticioso de tiempos recientes.”Yo, vaticanista de ANSA, quedé atónita ante las palabras (del Papa) y lloré de emoción”, dijo Chirri, según la agencia AFP.

Con la confirmación de esa noticia sin precedentes en la era moderna, Chirri dictó su flash, que en pocos segundos recorrió el mundo y fue reproducido –antes de la versión oficial del Vaticano–por la agencia Reuters, luego la cadena CNN y después por Al ArabiyaFrance Presse, el Telegraph, la BBC y Sky News, reseña el sitio Infobae.com.
En Puro Periodismo destacamos este episodio de la colega italiana como de suma trascendencia para el ejercicio profesional. Son incontables los rumores, chismes y versiones sin confirmar que propalamos a diario en los medios de comunicación. Y la tentación ha crecido con las fabulosas herramientas de Twitter, Facebook y You Tube.
Pero la colega Chirri, nos recuerda en un acontecimiento como lo ha sido el anuncio de la dimisión del Sumo Pontífice, una regla esencial del periodismo, verificar antes de precipitarse con cualquier noticia, menos con una de repercusión universal.
¡Buen ejemplo a seguir!

Leer más

Enhanced by Zemanta