El goleador uruguayo Luis Suárez fue echado del Mundial de Brasil 2014 por la FIFA tras morder en la espalda a un seleccionado italiano. Suárez no podría jugar nueve partidos, ni asistir a ningún estadio por cuatro meses y debe salir de inmediato de la concentración uruguaya por estar adscrita a la FIFA. En Montevideo hay indignación, dice el diario El País de Uruguay.

 

Leer más