Jerome Sessini, fotógrafo de la agencia Magnum Photos , fue de de los primeros fotoreporteros en llegar el 18 de julio al sitio de la caída del vuelo M17 en Ucrania. Lo que vivió, sintió y captó fue “horrible, irreal”. “Quedé en shock. Nunca me había sentido tan enfermo”, dice y deja testimonio gráfico de ello en un especial de la revista estadounidense Time.

 

Ver más