Crónica del diario Clarín de Buenos Aires sobre los bochornosos incidentes que acabaron con el superclásico Boca Juniors-River Plate luego que aficionados lanzaron una sustancia tóxica, se presume gas pimienta,  a los jugadores de River cuando se disponían a iniciar un crucial segundo tiempo del encuentro por la Copa Libertadores. Boca corre riesgo de una severa sanción por la Commebol: perdida de los puntos, suspensión de la Libertadores  y suspensión del estadio.

Añade Clarín: “Debía ser un partido, terminó siendo un escándalo. Una situación inadmisible oscureció el encuentro entre Boca y River en la Bombonera y obligó a la suspensión del duelo tras el entretiempo, después de que los jugadores de River fueran atacados con gas pimienta en la manga que debían recorrer para regresar desde el vestuario hacia el campo de juego”.

Leer más