Intriga, despilfarro e incorrectos comportamientos de prelados en el Vaticano, forman parte de filtraciones dadas a conocer por la prensa italiana tras el arresto de un monseñor español y una relacionista pública vinculados a la estructura eclesial, informa Clarín de Buenos Aires y The Guardian de Londres.

Dice  Clarín: “El escándalo por robo y filtración de documentos del Papa cobró nueva fuerza con la difusión de extractos de dos investigaciones periodísticas basadas en esas fuentes. El despilfarro de fondos del Vaticano, la mala gestión de donaciones para la caridad y vergonzosos comportamientos de altos prelados son algunos de los aspectos develados de una estructura en extremo opaca, que resiste con fiereza las reformas impulsadas por Francisco.

Citando datos confidenciales, los libros Avarizia, de Emiliano Fittipaldi, y Via Crucis, firmado por Gianluigi Nuzzi, exponen la existencia de pérdidas millonarias en ingresos por alquileres, acciones de sacerdotes codiciosos y escandalosas entregas de dinero para la proclamación de santos.

Ambas obras fueron –según parece– construidas con base en documentos filtrados por el monseñor español Lucio Vallejo Balda y la publicista italiana Francesca Chaouqui, que fueron arrestados el fin de semana acusados de sustracción de documentos de una comisión –de la que eran miembros– creada en 2013 por el pontífice argentino para, justamente, ordenar y limpiar las finanzas de la Santa Sede”.

The Guardian sostiene que Chaouqui niega haber traicionado la confianza del Papa Francisco.

 

Leer más