El parlamento nicaragüense de mayoría sandinista se apresta a aprobar una nueva ley de “seguridad soberana” calificada como “represiva” y para el resguardo del régimen autoritario del presidente Daniel Ortega, denuncia el diario La Prensa de Managua.

“Es obvio que el objeto de la nueva Ley de Seguridad Soberana es legalizar la política estatal de represión que se viene aplicando de hecho por medio del atropello de las normas del debido proceso, la retención de personas detenidas sin someterlas a la jurisdicción correspondiente en el plazo que manda la Constitución, la práctica de torturas físicas y sicológicas en los centros de detención preventiva, etc”, advierte el diario.

Leer más