“Yo apenas medio me tocaba y la piel del pezón se desprendía del seno”, denunció en el diario El Tiempo de Bogotá la periodista Lorena Beltrán las complicaciones médicas que tuvo luego de someterse a una cirugía de reducción de senos de la mano del doctor Francisco Sales Puccini en julio de 2014.

Agrega la información de El Tiempo: “Beltrán acudió a este especialista porque ya le había realizado un procedimiento estético. Sin embargo, una semana después de la mamoplastia de reducción -relata-, “uno de mis pezones estaba completamente negro y el tejido empezó a necrosar. Acudí al cirujano y me ordenó un tratamiento que acelera la recuperación del tejido, no sin antes advertirme que, de perder el pezón, podría hacerme un injerto con piel de la entrepierna y tatuarlo ‘para que quede simétrico con el otro pezón’”.

“Afortunadamente recuperé el tejido, pero la cicatriz jamás tomó buen aspecto. Aunque sabía previamente del tamaño de la misma, la apariencia que tomaba no era normal. Entonces el cirujano argumentó que era ‘mi tipo de cicatrización’; sin embargo, tengo otras heridas en el cuerpo y tatuajes que sanaron sin ninguna complicación”, manifestó según el diario.

 

Leer más