Centenares de policías que se transportaron en patrullas, en buses y motocicletas, así como los “camisas azules” que forman parte del “primer anillo” de seguridad del presidente inconstitucional Nicaragua Daniel Ortega, mantuvieron el tráfico cerrado en la Avenida Bolívar, en Managua, para resguardar al mandatario que llegó al Hotel Crowne Plaza, solo para anunciar en la asamblea sandinista, que el congreso de su partido se realizará el próximo 4 de junio, denuncia el diario La Prensa.
Ortega esta vez llegó puntual a las 5:00 p.m, hora que la actividad estaba programada, en una caravana que incluía tres Mercedes Benz y varias patrullas llenas de policías de las fuerzas especiales, añade La Prensa

El equipo de La Prensa logró ingresar a las 4:30 p.m. al lobby del hotel, donde se desarrolló la actividad, pero minutos después fue expulsado por la seguridad de Ortega, con el argumento de que no había cobertura para los medios de comunicación, denuncia el diario.
A las 6:15 p.m. Ortega apareció en las cámaras del oficialista Canal 4 expresando que en la asamblea estaba el 98 por ciento de los delegados y que estaba siendo avalada por Julio Acuña, director de Asuntos para Partidos Políticos del Consejo Supremo Electoral (CSE), cita el medio.
La mayoría de los participantes sandinistas en el congreso del FSLN eran jóvenes de la Juventud Sandinista.
A las 6:50 p.m. Ortega abandonó el Crowne Plaza en uno de sus Mercedes Benz, acompañado de su hijo Rafael Ortega Murillo, mientras la secretaria de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, salía minutos después con otro aparato de seguridad y dos Mercedes Benz plateados, agrega La Prensa.

 

Leer más