Edgar Fonseca M. editor www.PuroPeriodismo.com

El Departamento de Estado de EE.UU. decretó una alerta de viaje a sus ciudadanos a Nicaragua en medio de un creciente hostigamiento, detenciones y expulsiones de extranjeros por parte del régimen de Daniel Ortega.

La alerta rige hasta el 30 de noviembre del presente año, posterior a las elecciones generales del seis de noviembre en que Ortega pretende una tercera reelección consecutiva.

El Departamento de Estado denunció que el régimen ha impedido la entrada, detenido, interrogado o expulsado a extranjeros, incluyendo funcionarios gubernamentales estadounidenses.

También se han visto afectados académicos, representantes de ONGs vinculados a discusiones, reportes escritos, artículos, fotografías y videos relacionados con temas como las elecciones y la construcción de un canal interoceánico que desata gran oposición pública.

El Departamento de Estado dice que las autoridades nicaragüenses pueden monitorear e interrogar a ciudadanos particulares estadounidenses en relación con esos temas o que tengan contacto con ciudadanos nicaragüenses.

El diario opositor La Prensa destacó este viernes que las alertas tanto de EE.UU. como de México perjudican la imagen del país.

“Las alertas emitidas por separado por Estados Unidos y México advirtiendo a sus ciudadanos sobre la situación hostil en Nicaragua, tras la detención y expulsión de once extranjeros en junio, colocaron al país en el momento más difícil de su diplomacia, desde que el caudillo sandinista Daniel Ortega asumiera el poder en enero de 2007.
Excancilleres y analistas consultados por dicho diario lamentaron el grave daño a la imagen del país tras las actuaciones del ejecutivo.

La alerta se da menos de dos semanas después de que el régimen de Ortega expulsó a tres funcionarios estadounidenses, sin dar ninguna explicación, lo que generó temores de represalias de EE.UU. en el poderoso sector empresarial mica. Solo en junio el gobierno de Ortega  expulsó a 11 extranjeros, dice La Prensa.

Los ciudadanos estadounidenses deben estar prevenidos de la alta sensibilidad del régimen a estos temas, dice la alerta del Departamento de Estado.

Las restricciones pueden prolongarse en el periodo postelectoral, advierte  el Departamento de Estado.

Además, según la alerta de EE.UU., en previos periodos electorales se han dado violentas demostraciones con uso de gas lacrimógeno, pólvora, lanzamiento de piedras, bloqueo de vías, quema de vehículos y llantas.

También denuncia choques entre rivales políticos.

Tensión

Con una foto del presidente Obama en su portada digital, el diario La Prensa destacó la alerta de viaje de EE.UU. y cita al exembajador en Washington, Carlos Tunnermann, quien lamenta la decisión norteamericana.

Tunnermann, según La Prensa, dijo que esa alerta será perjudicial para la imagen del país, según el diario. “Las consecuencias que esto trae son perjudiciales para la imagen del país, porque esto desestimula el turismo hacia Nicaragua y uno de los países que más turistas envía es precisamente Estados Unidos”, dijo.
Tunnermann expresó que la alerta abre también una relación tensa entre Estados Unidos y Nicaragua en el aspecto de la diplomacia y las inversiones, añade La Prensa.
“Es un síntoma de tensionamiento y aunque las relaciones diplomáticas van a continuar con cierta normalidad, la alerta trae consecuencias negativas para el turismo y los voluntarios norteamericanos que vienen al país a cooperar con proyectos que son de mucho beneficio para comunidades rurales muy pobres”, lamentó el exembajador, según el principal diario opositor en Managua.

Esta semana fueron detenidos, interrogados, amenazados y expulsados seis ambientalistas, entre ellos un activista indígena costarricense.

 

Leer más