El electrodoméstico estrella en Cuba no es el televisor, ni siquiera el poderoso refrigerador. En verano, el protagonismo se lo lleva un objeto menos solemne pero muy importante para aliviar la canícula: el ventilador. Pero, ¿qué ocurre cuando comprar uno de estos equipos se vuelve una verdadera batalla contra el desabastecimiento, las colas y la burocracia?, narra una crónica del sitio disidente 14ymedio.com.

Dice el reportaje de la periodista Yosmani Mayeta Labrada: “Desde hace semanas, las temperaturas superan los 30 grados en todo el país y, como cada año, la demanda de ventiladores se dispara. Sin embargo, en la cadena de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) el suministro de estos aparatos vuelve a fallar, especialmente en los municipios más poblados de La Habana, entre los que se encuentran Centro Habana, Cerro y 10 de Octubre”.

“El pasado fin de semana las largas colas en la céntrica Plaza Comercial Carlos III advertían a los compradores sobre el arribo de un nuevo lote de ventiladores. “¡Llegaron”, gritaba un empleado a los que esperaban la descarga de la ansiada mercancía. Dos horas después, más de un centenar de personas esperaba para llevarse a casa su “amigo” de aspas y motor”, agrega la periodista Labrada de 14ymedio.com.

 

Leer más