“Diez de la mañana. “Nos vamos. Aliste sus cosas”. Andamos rápido monte arriba. Nos recoge una camioneta. “La entregamos a una comisión local de la Iglesia católica, a dos curas”, informa un comandante. “Es un error que secuestren reporteros. Así nunca cubriremos lo que pasa en estas zonas apartadas”, replico”.

Así narra la periodista española Salud Hernández-Mora el último día del secuestro que sufrió a manos de guerrilleros del ELN en la región del Catatumbo, Colombia, cita el diario El Tiempo de Bogotá.

Añade: “Bajo un árbol aguardan los sacerdotes de San Calixto y San Pablo, representantes de la institución más respetada en el área”.

“El comandante pronuncia unas palabras sobre los objetivos del Eln y las razones que les animan a seguir empuñando las armas. Piden que redacte y escriba una sencilla acta de entrega que firmamos los religiosos y yo. Hago dos copias, una para la Iglesia y otra para el Eln. Solo indica que “El Ejército de Liberación Nacional hace entrega a la Iglesia católica de Salud Hernández-Mora””, dice la corresponsal del diario El Mundo de Madrid.

 

Leer más