“Jack Fuller, un gigante del periodismo”. Así describe Julio Muñoz, exdirector ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) a Jack Fulller, laureado editor del Chicago Tribune, Premio Pulitzer y editorialista temido por el poder en EE.UU., recién fallecido.

Muñoz le rinde homenaje en una columna publicada en El Tiempo del Bogotá: “Cuando se llega a cierta edad, leer los obituarios se convierte en un deber ineludible. Los revisamos con ansiedad y respiramos aliviados al no ver nombres conocidos. Lo atípico ocurre cuando te golpea la noticia de que un amigo cercano y admirado se ha ido. Eso sucedió cuando me enteré de que Jack Fuller, un gigante del periodismo, se había despedido de esta vida a sus tempranos 69 años”.

“Jack fue un visionario del periodismo; editor del Chicago Tribune; autor de siete libros; ganador de un premio Pulitzer en 1992 por sus editoriales; pasó 40 años de su existencia en un mismo periódico. Sus escritos eran tan agudos que una vez el presidente Clinton, durante una asamblea de la SIP en Casa de Campo, República Dominicana, le dijo que prefería que escribiera libros y no editoriales. Antes de eso, Bill Clinton fue invitado a una reunión con la junta editorial del Chicago Tribune. El expresidente de EE. UU. se fue sorprendido cuando el diario no le dio el endoso presidencial. Ambos Clinton habían sido sus compañeros en la Universidad de Yale, pero Jack siempre reconoció más la agudeza de Hillary”.

“Comenzó como aprendiz a los 16 años en el Chicago Tribune cuando aún estaba en el colegio. En 1993 fue nombrado presidente y CEO del Tribune, y un año más tarde, su editor”, dice Muñoz.

 

Leer más

Leer además: Lideró la mayor compra de diarios en EE.UU.