La fiscal general  de Guatemala, Thelma Aldana, que investiga a unas 100 personas, entre ellas el expresidente Otto Pérez Molina, por graves escándalos con recursos públicos, denunció a la agencia AP que la corrupción le “está cobrando la factura”, y que estructuras ilegales están detrás de las amenazas que dice haber recibido, destaca el diario Prensa Libre de Ciudad Guatemala.

Añade el diario: “Esta es la respuesta del crimen organizado y no de todos; creo que de algunas estructuras y de una en particular”, dijo Aldana. “Es un proceso tan frágil que con mucha facilidad se cae, con mucha facilidad da vuelta atrás, no en los casos, que estoy convencida están bien trabajados. Me refiero a la fragilidad de la lucha contra la corrupción en el país porque son estructuras incrustadas en el estado por años. Nosotros señalamos los casos, pero aquí es el sistema el que debe cambiar”.

Aldana dijo que las amenazas le fueron hechas a ella directamente y que, a pesar de que “tener miedo es de humanos”, ha reforzado su seguridad y es más precavida. La fiscal dijo que su familia permanecerá en el país, pues no tiene los recursos para sostenerlos fuera.

Las autoridades han elaborado varias hipótesis sobre el posible atentado en su contra, señaló la fiscal, e incluso confirmó que una de las informaciones se relaciona con la contratación de un grupo de sicarios de Honduras y Guatemala para ejecutar un plan contra su persona.

 

Leer más