Una fuerte censura al Presidente Luis Guillermo Solís y a su Canciller Manuel A. González lanzó el diario La Nación de San José a raíz del desaire protagonizado por ambos, al retirarse abruptamente ante la intervención del presidente de Brasil, Michel Temer, en el marco de la 71 Asamblea General de la ONU el pasado 20 de setiembre.

“Por fortuna, el presidente brasileño, Michel Temer, acertó al calificar de “intrascendente” la protesta protagonizada por la delegación costarricense en Naciones Unidas, junto con los países de la Alianza Bolivariana, aunque no en concierto con ellos si creemos las explicaciones del gobierno. Aparte de Telesur, la televisora de la Alianza Bolivariana, pocos medios de comunicación fueron más allá de un breve registro del incidente. Es una suerte para Costa Rica porque el ridículo internacional habría sido mayúsculo si la prensa mundial le hubiera dado importancia al caso”, destaca el diario en su editorial principal del miércoles seis de octubre titulado “Política exterior cantinflesca”.

El diario califica de “cantinfladas” las posteriores explicaciones de Solís y González al incidente.

Hasta ayer jueves no había trascendido ninguna reacción de la Presidencia ni de la Cancillería a dicho editorial.

Este viernes La Nación revela que hubo una intención oficial de tensar con este incidente las relaciones con Brasil, según lo reconoció el Ministro de Comunicación en un mensaje de WhatsApp filtrado a la prensa.

Leer más