El defensor Ronald Matarrita, anotador del segundo gol con el que Costa Rica liquidó la noche del viernes ante Trinidad y Tobago su primer juego clasificatorio de la hexagonal hacia Rusia 2018, es un alumno aventajado en el New York City F.C de estrellas como el italiano Andrea Pirlo, el español David Villa, el inglés  Frank Lampard y del legendario astro francés, Patrick Vieira, su entrenador.

Así lo cuenta una crónica del sitio FIFA.com.

Añade: “Cuando Ronald Matarrita era un niño pequeño, le dieron un carrito a control remoto para jugar con su padre. Haciendo lo que haría cualquier otro niño de su edad, condujo su nuevo juguete por unas horas pero cuando la excitación se desvaneció, empezó a patearlo, y lo pateó tan fuerte y con tanta frecuencia que terminó arruinándolo.

Trinidad y Tobago 0 – Costa Rica 2 Especial gráfico FIFA.com

Hijo de un jugador de fútbol, ​​Ronald estaba loco por el juego, tan loco, de que literalmente patearía cualquier cosa que se moviera, incluso los regalos que le dieron su familia, incluidos los carritos controlados a distancia, dice FIFA.com.

“Siempre me ha gustado el fútbol porque mi padre jugó el juego profesionalmente”, dijo el joven defensa costarricense, en conversación con FIFA.com. “He estado en contacto con el deporte desde que puedo recordar y siempre quise seguir sus pasos y aprender de él. Me volví más y más dedicado a ello y creo que eso me ayudó a convertirme en un jugador profesional “.

La mira en Rusia

Matarrita, exdefensor de Liga Deportiva Alajuelense, tiene el Mundial de Rusia 2018 clavado en su retina. “A nivel personal es uno de esos objetivos que me gustaría experimentar. Creo que todos los jugadores sueñan con ir a la Copa Mundial, aunque no puedo pasar todo mi tiempo pensando en eso. Tengo que seguir trabajando día tras día para ganar un lugar en el equipo nacional y luego ir a la Copa Mundial si llegamos allí. En primer lugar vienen los clasificatorios,y tenemos que dar todo lo que podamos si queremos hacerlo bien”, dijo.

 

Leer más