El alcohol casi mata al mítico Raphael, según lo confesó en una entrevista con el actor y presentador español Bertín Osborne  del programa “Mi casa es la tuya”, en Telecinco, Madrid.

El veteranísimo cantante no tuvo reparos en confesarle que el alcohol estuvo a punto de costarle la vida hace trece años por culpa de una hepatitis que requirió un trasplante de hígado. «Yo nunca había bebido ni fumado, pero empecé a tomar alcohol porque me hacía dormir», contó el intérprete de Linares, cita el diario El Comercio de Asturias.

-¿Qué sintió Raphael al despertar de su operación?, le preguntó Osborne:

-Raphael recuerda que cuando despertó de la operación de transplante de hígado, los médicos solo dejaron entrar a una persona y desde su familia eligieron que fuera su hijo, dejando fuera de la habitación a su mujer y su hija. Cuando vio su cara, él no pudo decir nada pero sintió que era la imagen más bonita que había visto nunca.

-¿Es Raphael el personaje de la Navidad?

Cuando el artista fue a grabar su primer disco con canciones navideñas y villacincos, desde la discográfica le pusieron una pega. La condición era que el tema popular de ‘El Tamborilero’ no podía salir porque ya se estaban encargando de grabar una versión con el famoso Sinatra. En aquella época, Raphael era tan joven que no entendía cómo era posible que no pudiese cantar una de sus canciones favoritas aunque al final consiguió grabarla.
-¿Cómo era Raphael en el colegio?

-Desde que era pequeño, él tenía claro que estaba en el colegio de paso y por eso era un revolucionario. Su comportamiento destacaba tanto que hasta le expulsaron en distintas ocasiones. Cuando eso sucedía él se marchaba a la sacristía a hablar con el sacerdote y a disfrutar cantando en vez de estudiando.

Ver más