Gabriel Ignacio García Morales, ex viceministro de Transporte de Colombia, vinculado por las autoridades judiciales de dicho país  al pago de uno soborno de $6.5 millones por el gigante brasileño de la construcción, Odebrecht, aceptó los cargos, destaca Caracol.com de Bogotá.

Según dicho sitio, García aceptó los cargos que la Fiscalía le imputó por los hechos que lo vinculan con las irregularidades en la adjudicación de los contratos del Tramo Dos de la Ruta del Sol a la firma brasileña Odebrecht a finales de 2009.

El sitio Semana.com advierte que la Fiscalía va tras los nexos del ex viceministro. “Gabriel García Morales no actuó solo cuando intercedió para que a la Concesionaria de la que es socia Odebrecht, le fuera adjudicado el multimillonario contrato para la ejecución del sector II de la Ruta del Sol, uno que costó 2,4 billones de pesos, sin contar las adiciones”, dice Semana.

Al menos esa es la tesis de la Fiscalía General de la Nación, que en una audiencia realizada este fin de semana le imputó a García los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho y enriquecimiento ilícito, añade Semana.com.

Leer más