Edgar Fonseca M, editor www.PuroPeriodismo.com

“Sin ninguna duda”.

Son solo tres simples palabras proclamadas en el arranque de la campaña en el PLN con miras a la convención del 2 de abril para escoger candidato presidencial.

Pero ese hashtag con que el precandidato Ántonio Alvarez Desanti identifica su campaña en vallas, medios y redes, es calificado por el experimentado académico  y analista político, Constantino Urcuyo Fournier, como un “golpe a Figueres”.

-¿Por qué?, le pregunto de inmediato y me responde:

-Porque le está diciendo que sobre Figueres hay dudas por la cuestión de Alcatel. Eso es lo que está implícito.

-¿Cómo califica usted ese hashtag?

-Eso es un ataque a Figueres.

-Pero, ¿cómo desde el punto de una estrategia de campaña política?

-Puede servir. Están apostando a eso, vamos a ver si sirve.

Para Urcuyo este golpe de estrategia de la campaña de Álvarez busca “multiplicar las dudas con respecto a Figueres”, en medio de las opiniones desfavorables que registran las encuestas hacia el exgobernante tras los escándalos presidenciales de 2004.

“Esos desfavorables significa que la gente tiene una mala opinión de José María Figueres. ¿Por qué? Porque se vio metido en ese escándalo y la gente no termina ni de perdonarlo, no termina de que le quede claro lo que aconteció ahí”, puntualiza.

Son las 5:08 p.m. del pasado martes 10 de enero. Llevamos ya 36 minutos de conversación, sopesamos, primero, su balance del gobierno de Luis Guillermo Solís, y le entramos al candente año electoral que acaba de despegar.

Y le entramos a la convención del PLN y a las posibilidades de su retorno al poder en los comicios del domingo 4 de febrero del 2018, tras el batacazo de 2014.

Urcuyo me responde fluido, firme y convencido desde su oficina, atestada de libros,  ubicada en un inmenso terreno del Centro de Investigación y Adiestramiento Político Administrativo (CIAPA), del cual es su director académico, en las cercanías de Pinares, Curridabat, cercado por centros comerciales y en el fragor del tráfico vespertino por la atascada Florencio del Castillo.

Cree que la campaña del “perdón”, como él llama la del expresidente Figueres sobre los cuestionamientos en su contra, puede ayudarle, al final, a cazar la candidatura. “Es una estrategia que puede resultar”, dice.

Los escenarios, advierte, están abiertos para ambos precandidatos aunque con rutas alternas.

Estima que con el paso de las semanas la disputa se decantará por encuestas y por mensajes, pero de arranque está marcada por la sombra de la polémica de los cuestionamientos al exgobernante, el ataque de Álvarez y la defensa de Figueres.

El sábado anterior, el expresidente Oscar Arias anunció –en una entrevista en el sitio digital de La Nación–  su respaldo a Álvarez Desanti y vaticinó que, con Figueres de candidato, el PLN pierde en 2018. “En todas las encuestas, se observa que José María pierde contra cualquier otro candidato en febrero de 2018”, advirtió  Arias.

Pero Álvarez –según Urcuyo– no la tiene fácil.

No solo por enfrentar a un expresidente que ha recorrido el país, que ha creado dirigencias y que apelará al figuerismo histórico sino porque deberá demostrar liderazgo y no depender de transferencias de carismas como el de Oscar Arias. “Yo no creo que esos fenómenos sean automáticos en política en ningún lado”, sostiene.

Un desafío mayor para Álvarez –añade Urcuyo–será atraer a votantes no liberacionistas a su reducto. En otras palabras,  dice, reeditar el choque de Arias con José Figueres Ferrer y Daniel Oduber, los “monstruos históricos” de Liberación, a quienes enfrentó y derrotó en 1985 y lo encaminó a su primera presidencia en 1986, apelando a un votante no liberacionista.

¿Por qué un golpe a Figueres?

-En Liberación Nacional está clarísima la contienda entre José María y Antonio. ¿A quién, en estos momentos, le ve usted más posibilidades de acercarse a la candidatura presidencial con todos los condimentos que han prevalecido hasta ahora, de cara a la convención del dos de abril?

 -Los dos tienen rutas alternas para llegar a ese puerto. José María va a apostar a lo que se llama el “figuerismo histórico”, pero el problema de esas bases históricas es que el figuerismo histórico ya tiene más de setenta años. Los grupos de edad que vibraban al calor de don Pepe ya son minoritarios, entonces lo mismo con el “calderonismo histórico”. ¿Cuántos años tiene Rafael Ángel Calderón? 67. La gente que estaba con su papá, mire, mi madre, que era calderonista, murió este año a los 96 años y que vivió los ‘40, estaba en sus 20s. Entonces, esas bases históricas que la gente las saca, son muy relativas. José María debe tener una parte liberacionista que le pertenece y que lo llevó al poder y a la cual podría convencer hoy.

-Antes de entrar con la valoración que haga sobre Antonio Álvarez, se dice que también José María ha ido adelante, no solo por haber asumido la presidencia del partido, la cual se enfrentó al “arismo” con Francisco Antonio Pacheco en su momento, sino por haber manejado y controlado la elección de alcaldes que, finalmente, le concedió a Liberación 49 alcaldías en 2016 ¿usted cree que este factor pese, gravite en su favor?

-Claro, porque ha recorrido el país, ha contactado dirigencias, ha creado dirigencias y se ha dedicado a eso. Yo creo que eso pesa a su favor. Pero, mire, la ruta de Antonio es una ruta alterna. No creo, por ejemplo, que Óscar Arias pueda transmitir, transferir automáticamente sus dirigencias, eso no lo creo. Algunos dicen que Óscar va a transferirle la dirigencia a Antonio, y que entonces va a ser “figuerismo” contra “arismo”. Yo no creo que esos fenómenos sean automáticos en política en ningún lado, la transferencia de apoyo de un líder a otro no. El líder tiene que mostrar su propia sustancia, y ahí yo creo que don Antonio va a tener que crear dirigencias, va a tener que mostrar liderazgo y enfrentar a Figueres, y ya lo está haciendo indirectamente, mire el hashtag ese que manejan de “Sin ninguna duda”, eso es un golpe a Figueres.

-¿Por qué?

-Porque le está diciendo que sobre Figueres hay dudas por la cuestión de Alcatel. Eso es lo que está implícito.

-¿Cómo califica usted ese hashtag?

-Eso es un ataque a Figueres.

-Pero, ¿cómo lo califica desde el punto de una estrategia de campaña política?

-Puede servir. Están apostando a eso, vamos a ver si sirve.

-¿Es correcto para usted?

-¿Correcto moralmente o correcto desde el punto de vista de la efectividad política? Digamos desde el punto de vista de estrategia es una carta que puede ser exitosa.

-¿Por qué la está jugando Antonio?

-Porque sabe que Figueres tiene un gran porcentaje de opiniones desfavorables, entonces quiere echarle limón a esa herida.

-¿Usted cree que esta campaña con la que precisamente ha despegado Antonio en estas primeras semanas de enero sea la correcta, para sus intereses, en la inmediatez de la convención?

-Yo creo que le puede servir.

-¿Servir a qué?

-Servir a ganar.

-¿Pero servir en qué sentido?

-En el sentido de multiplicar las dudas con respecto a Figueres.

-¿Para usted esas dudas se mantienen?

-Diay vea los desfavorables de Figueres en todas las encuestas se mantienen.

No terminan de perdonarlo

-¿Qué significan esos desfavorables?

-Esos desfavorables significa que la gente tiene una mala opinión de José María Figueres. ¿Por qué? Porque se vio metido en ese escándalo y la gente no termina ni de perdonarlo, no termina de que le quede claro lo que aconteció ahí.

-¿Por qué no termina de perdonarlo?

-Diay, no sé. Habría que encuestar muy a fondo para saber qué es lo que está ahí adentro de eso, pero realmente es un hecho objetivo. Todas las encuestas que se realizan, Figueres tiene porcentajes desfavorables muy altos, eso es un hecho.

-Pero han pasado 12 años.

-Diay, no olvidó la gente.

-¿Por qué la sociedad no olvida en ese sentido?

-Porque no olvidó. Porque el 2004, usted se recuerda, era director de un medio, el 2004 fue un remezón profundo de la sociedad política costarricense y con unas consecuencias, acuérdese usted, Edgar, por ejemplo como los escándalos estos de los expresidentes duraron dos o tres meses, durante los noticieros abrían durante dos meses y cerraban con historias de esto, entonces la profundidad de ese acontecimiento llegó a todas las conciencias de manera muy profunda.

-¿Para usted ese remezón de 2004 sigue gravitando en la realidad política del país aún 12 años después?

-Sigue gravitando sobre algunas de las personas que se vieron involucradas en eso.

-¿Por qué?

-Porque fue la perdida de la inocencia. ¿En qué sentido? Se había venido insistiendo de que la clase política no servía, que estaba buscando únicamente sus intereses y de pronto vino una prueba de que eso era así y entonces la gente perdió la ilusión y el respeto a la dirigencias políticas.

¿Y la campaña del perdón?

——————————————————————————————————————————————————————–

“Vengo a conversar con quienes me dicen que soy ladrón, mentiroso, corrupto, cobarde, cínico, sinvergüenza, cascarudo y hasta hijueputa. Todos estos insultos los he escuchado muchas veces…”. José María Figueres, 7 de noviembre 2016.

——————————————————————————————————————————————————————–

-¿Entonces para usted la campaña del mea culpa, con que despegó la precandidatura de José María Figueres, no ha rendido el efecto que ellos esperaban?

 -Si uno ve las encuestas, no. Podría ser que si la permanecen y la mantienen pudiera rendir algunos efectos. Yo no la llamaría ni siquiera la campaña del mea culpa, es la campaña del perdón.

 -¿A qué atribuye usted esta campaña?

 –Yo creo que llegaron a la conclusión de que la profundidad de la acusación contra de él era tan grande que había que enfrentarla, agarrar el toro por los cuernos y entrarle derecho, porque si no le entraban derecho, no se iba a borrar ese recuerdo.

 – Y, ¿usted cree que la campaña no lo ha borrado a estas alturas?

 -Al día de hoy, no. Al día de hoy, no. Usted lo ve en todas las encuestas. No es una apreciación subjetiva mía, es que usted ve todas las encuestas y los desfavorables de Figueres se mantienen.

 –En otras palabras, ¿la opinión pública no está comprando una campaña como esa?

 –Yo diría que es temprano para decirlo. ¿Cuándo empezó el “contestatón” en diciembre? Mire, yo alguna vez estuve en una campaña política donde hubo una acusación, sino similar, pero creó muchas sospechas y tuvimos la visita de un asesor extranjero, que era el asesor de Bill Clinton en aquel entonces y él nos dijo: “Miren, si ustedes quieren borrar eso, tienen que hacer esto y esto y esto. Una serie de hechos semanales, una programación semanal y mantener esa programación con hechos positivos de su candidato durante unos seis meses”. Y efectivamente lo hicimos, con disciplina casi militar, un programa de planteamiento, de programas parecidos al “País 2021”, plantear políticas públicas positivas y con conferencia de prensa semanal sobre eso, insistencia en los programas de radio sobre eso y al cabo de los seis meses habíamos revertido el asunto.

 -En este ámbito de las estrategias, en ese sentido a estas alturas y a menos de dos meses de la convención de Liberación Nacional, ¿para usted, entonces los escenarios están abiertos tanto para Antonio como para José María?

 -Efectivamente.

 -¿Cuál de los dos cree usted que tiene algún grado de ventaja en esa carrera que se convierte ya en las semanas finales de cara a amarrar la convención?

 -Yo creo que están bastante cercanos y no he logrado terminar mi visión de la ruta de Antonio. La ruta de Antonio Alvarez puede ser la ruta de Óscar Arias en el ’85. ¿Cuál fue la ruta de Óscar Arias en el ’85? Acuérdese usted: don Pepe y Daniel Oduber, los monstruos históricos del partido Liberación Nacional se le oponían a Óscar Arias. ¿Qué hizo Óscar Arias? Dijo: “sin muletas ni padrinos” y se fue en contra de los “ayatolas”. Cometió un pecado mortal, sacrilegio. Se enfrentó a don Pepe y a Daniel, los líderes históricos del partido y les ganó la interna y, ¿cómo lo logró? Logró movilizar sectores que no estaban politizados, que no habían sido tradicionalmente liberacionistas. ¿Con cuál consigna?, la meritocracia. ¿Se acuerda? Y entonces, logró que gente que venía de afuera del partido votara en la convención.

 -¿Cuál sería el escenario para Antonio, en ese sentido?

 -Antonio tendría que motivar, si quiere lograr ese escenario, tendría que motivar a gente que no está dentro de Liberación Nacional a que vote dentro de Liberación Nacional y entonces, tiene que levantar banderas que lleven a la gente a votar en eso. Óscar las levantó y las levantó bien.

 –Desde esa perspectiva, ¿Antonio puede explotar vulnerabilidades de José María?

 -Y maximizar sus potencialidades.

¿Dónde usted ve las mayores vulnerabilidades de José María?

 -En esas desfavorables que le comento, que están todas relacionadas con los escándalos del 2004 y otras cosas que le quieren pegar sus enemigos, como la cuestión de Incofer, y que él ha tratado de responder en los “Contestatones”.

 –A final de cuentas, ¿usted esperaría al domingo 2 de abril para ver resultados o usted ya va viendo decantada esa…?

 -No, yo no veo decantado nada, pero no esperaría al domingo 2 de abril. e aquí a allá van a haber varias encuestas. De aquí a allá va a poder uno observar el discurso de ambos y ver qué capacidad movilizadora tiene el discurso de cada uno de ellos, observar también, qué líderes del partido se deciden por él y qué líderes sociales logran incorporar cada uno a sus campañas de relevancia.

 –De aquí a allá, ¿cree que le queda rédito a José María para aclarar esas dudas que usted ha insistido?

 –Yo creo que tiene un espacio para aclarar algunas de esas dudas, que no soy yo el que las ha sembrado y creo que están ahí en la opinión pública.

 –Y dentro de la volatilidad del electorado y de la opinión del electorado, ¿usted cree que está para permear aclaraciones en ese sentido?

Yo creo que sí.

– ¿Entonces, sí tiene lógica la campaña del perdón?

Desde luego. Es decir, es una estrategia que puede resultar. Lo que pasa es que no podemos decir que ya resultó, porque apenas la están ejecutando.

——————————————————————————————————————————————————————–

Un estudioso de la cultura democrática

Constantino Urcuyo Fournier, Ph.D., director académico del Centro de Investigación y Adiestramiento Político Administrativo (CIAPA) en San José; Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Costa Rica. Su principal campo de investigación y enseñanza son las relaciones internacionales y la cultura democrática en América Central. Fue miembro de la Junta de Notables 2012-2013. Consejero presidencial 1998-2002 y diputado por el PUSC a la Asamblea Legislativa, 1994-1998.

Publicaciones: Recientemente publicó el libro  “Partidos y Lucha Política” (2013). Entre sus artículos:  “Procesos electorales en Centroamérica” (2012), “Reflexiones sobre Institucionalidad y Gobernabilidad democrática: una vision desde el contexto centroamericano” (2010) y “De populismos, Rupturismo e Izquierdas” (2008).

Estudios: Université Paris-Sorbonne Doctor en Sociología Política, Political Science and Government, 1979; Université de Bordeaux, Ciclo Superior de Estudios Políticos-Relaciones Internacionales, International Relations and Affairs, 1975; Université Bordeaux I, DES Droit de la Cooperation Internationale, International Relations and Affairs, DES, 1974; Universidad de Costa Rica, Abogado y Notario, Derecho, Licenciado,1968 – 1973.

 

Fuentes consultadas: Baker Institute, Houston, Texas, Escuela de Ciencias Políticas, UCR, Linkedin.com.

———————————————————————————————————————————————————————–

Mañana: ¿vuelve Liberación al poder?

Miércoles: ¿A qué debe dedicarse Luis Guillermo en la recta final?

Lea también: Vladimir ve a Figueres candidato del PLN

PuroPeriodismo.com, 5 años con lo mejor del periodismo

¿Qué te parece PuroPeriodismo.com?

3 COMENTARIOS

Comments are closed.