Edgar Fonseca M., editor de www.PuroPeriodismo.com

Una cruenta disputa  por una curul en San José, una decepcionante labor parlamentaria y las acusaciones de cogobierno con  la administración Solís encaminan al izquierdista Frente Amplio a un fuerte revés electoral en los comicios del primer domingo de febrero 2018, advierte el veterano y polémico analista Vladimir de la Cruz.

A hoy, el apoyo popular que lograron en las elecciones de alcalde de 2016, solo les alcanzaría para elegir un diputado y medio el año entrante, a diferencia  del botín de los nueve que cazaron,  sorpresivamente, en 2014, dice.

Cae la oscura, ventosa y fría tarde del jueves 5 de enero en un San José semivacío aún por el fin y principio de año.

La perspicaz visión de de la Cruz de los acontecimientos políticos que se avecinan este 2017 y el año entrante reserva una cruda disección del momento del Frente Amplio.

Enfatiza en las turbulencias que, por la primera curul por San José, estremecen a un movimiento que obtuvo una votación histórica en el 2014 y que puso a correr a Liberación y al resto del entorno.

Con esa reyerta al rojo vivo, de la Cruz es pesimista sobre la suerte electoral frenteamplista en los próximos comicios.

“Se le pegaron las pulgas y la sarna del gobierno”, apuntilla.

Nueve diputados “artificiales”…

-¿Cómo ve el escenario para el otro gran actor que hubo en la pasada campaña, que fue la izquierda y que fue la performance del Frente Amplio, con el candidato y con la mayor votación histórica que ha tenido la izquierda en el país? ¿Cómo ve usted esas perspectivas en estos momentos?

-Votación histórica para ponérselo en términos históricos: hasta 1948 la izquierda había electo nueve diputados, desde el ’31 al ’48, empezando a elegir en el ’34. Del ’48 al ’74 estuvo al margen de la política porque estuvo proscrita, pero en ese periodo del ’48 al 2014, digámoslo así, eligió ahora sí todo el conjunto de la izquierda, no solo Vanguardia Popular, nueve diputados. También, en distintos procesos electorales desde que empezaron a participar y solo en el proceso electoral del ’14 elige nueve diputados, pero estos fueron nueve diputados artificiales, porque en ese proceso electoral del ’14 no hubo ninguna base objetiva por la cual uno podía decir del Frente Amplio 2006, 2010 y 2014, los dos periodos que tuvo diputados, uno Merino y otro Villalta, pudo haber hecho una labor parlamentaria tan grande como para que eligiera nueve diputados.

Pongámoslo en efectos reales y prácticos: en el 2000, cuando Merino era diputado, se produjo la lucha del “Combo”. Ahí destaca él como una líder popular, pero cuando vuelve a elegirse en el 2006 se elige por subcociente, ni siquiera tuvo los votos suficientes para sacarse él como diputado total. Del 2006 al 2010 le toca a él la lucha del TLC adentro, donde vuelve a distinguirse, donde la sociedad costarricense se fragmenta en dos, 51% y 49%, en el referéndum. Viene la elección del 2010 y elige a Villalta por subcociente, de manera que, frente a aquellos dos acontecimientos de masas como el TLC, el Frente Amplio solo eligió por subcociente. Del 2010 al 2014 no hubo ningún evento de masas de esa significación, ni ningún debate nacional que produjera una fragmentación de la sociedad como para que uno dijera que Villalta  se levantó como el líder popular de ese proceso. La labor parlamentaria de Villalta fue discreta, pudo haber hecho algunos proyectos importantes, pero fue discreta. ¿Qué es lo que lo levanta a él? A mi manera de ver, un error conceptual del partido Liberación Nacional de convertirlo en una alternativa frente a Liberación junto con el Movimiento Libertario. Entonces con un candidato débil como era Johnny Araya lo hizo levantarse como una espuma, como Alka-Seltzer, y lo levantó y le produjo los nueve diputados, pero esos nueve diputados ahora no tienen el mismo trabajo legislativo y una fuerza que produzca catorce o quince diputados. Si uno viene a las elecciones municipales de febrero del año pasado, el número de votos que saca el Frente Amplio nacional alcanza solo para elegir diputado y medio en las elecciones del 2018.

-¿Ese es su vaticinio para el 2018 con respecto a la izquierda?

-Si las cosas se mantienen de esa manera, sí.

Agarrados por una diputación

-¿Qué necesitaría la izquierda, que necesitaría el Frente Amplio, para cambiar un escenario tan critico como el que usted presenta en estos momentos?

No creo que tengan posibilidades de cambiarlo. Tienen una lucha interna. Hay fracciones importantes. Hay una pugna por la presidencia, la candidatura presidencial, la ha habido en cuatro direcciones, ya se ha ido decantando, se ha ido puliendo. Una, Villalta, que fue el líder importante de la elección del 2014 con un reconocimiento público muy importante con mas de 300 mil votos, 17% de votación, pero Villalta quiere aspirar a la diputación primer lugar por San José y a la candidatura presidencial. Eso no es posible en el Frente Amplio. No aceptan la doble candidatura. Primero porque el grupo que yo llamo la “Guardia Roja”, el grupo más izquierdista o los comunistas del Frente Amplio creen que Villalta solo debe ir a la presidencia porque están impulsando al secretario general, Rodolfo Ulloa, que es de esa “Guardia Roja”, primer puesto por San José y eso no es discutible. Entonces, Villalta no tiene oportunidad de ir en primer lugar por San José, ni siquiera aunque fuera primer candidato y no le aceptan la candidatura a diputado porque iría al tercer lugar, porque el segundo es una mujer, entonces él tampoco acepta ahora la candidatura presidencial y ya renunció a eso. Segundo, hay un grupo de gente en el Frente Amplio que quiere que sea Patricia la candidata. No quiere decir que vaya a ser. Patricia Mora incluso dijo en algún momento, lo reconoció en una entrevista, que ese movimiento existía y que de pronto ella veía con simpatía la posibilidad de ser candidata. No ha vuelto a decir que sí. Después, está el grupo de los ecologistas con Edgardo Araya, que es el actual jefe parlamentario, que impulsa su candidatura con fuerza y en ausencia de Villalta ha cogido más fuerza y pareciera que es el que va a definir la candidatura y está el otro grupo interno dentro del Frente Amplio, de una izquierda más radical no marxista, digámoslo así en el sentido clásico, ni comunista, sino más orientada por el trotskismo y otras corrientes de izquierda, que impulsan a Ligia Fallas. Ahí tienen una lucha interna que no la han resuelto. Creo que se va a imponer Edgardo Araya que no es mal candidato, es un buen diputado.

 La factura va a ser muy cara

-¿Cuánto severo va a ser el cobro de la factura al Frente Amplio por el maridiaje en el que ha andado en estos dos años, casi tres años, con la administración de Luis Guillermo Solís?

-Mucho, porque no ha sido un factor de unidad sólido alrededor del gobierno que podría haberlo sido, de haber sido un aliado más consecuente, de haber tratado que esa alianza fuera efectiva y eficaz en muchos otros aspectos, haber, incluso, hasta negociado un cogobierno con algún ministerio para darle más cuerpo, porque entre el PAC y el Frente Amplio hubieran tenido 17 diputados o 18. Hubiera sido una fuerza política interna dentro de la Asamblea Legislativa que no la pudieron amarrar. Haber asumido un compromiso de alianza práctica-política, hubiera significado más beneficio al Frente Amplio y al PAC, que lo que han tenido ahora, que es una especie de flirteo, donde, como dice Patricia Mora, se le pegan las pulgas a ella y yo diría que la sarna, también, del gobierno. Ahí están liquidados., porque no pueden ellos defender al gobierno, tampoco pueden independizarse mucho de lo que el gobierno ha hecho o no ha hecho, porque también la gente le carga a ellos lo que no ha hecho el gobierno y lo malo del gobierno. En ese sentido están perjudicados.

-¿Es inimaginable una alianza PAC – Frente Amplio?

Es imaginable, puede serlo, pero digamos, en las elecciones municipales, no lo lograron, solo en la alcaldía de San Pedro, donde hubo una alianza electoral, una coalición. La alianza no es llamar a votar por el PAC o llamar a votar por el Frente Amplio. La alianza debe ser una coalición que constituya un tercer partido donde están unidos los dos, con candidatos propios y eso, en este momento del proceso electoral, están cortos de poder lograr esa alianza porque los procesos internos partidarios de asamblea no los ha concluido ni el PAC ni el Frente Amplio, y la alianza, la coalición electoral que ellos plantean como una posibilidad, requiere elaborar un programa común, estatutos comunes, un partido común y lo que elaboren para esa coalición, debe ser aprobado por ambas asambleas de ambos partidos. Ese proceso, si ya no lo hacen ahora entre enero, febrero y marzo, a más tardar, ya no les da tiempo de hacerlo. Entonces van a tener que ir divididos. Al ir divididos, el Frente Amplio va a tener que distanciarse del gobierno, porque no va querer asumir todas las pulgas ni la sarna del gobierno, y va tener que tratar de hacer su propia campaña que le va costar mucho, porque también ha decepcionado su propia labor parlamentaria y ha decepcionado su propia alianza con el gobierno”.

Cae la oscura, fría y ventosa tarde del jueves 5 de enero en la capital.

Vladimir baja la cortina metálica y le pone candados al local en que conversamos por 42 minutos.

Me invita a un café. Cruzamos la calle. El pide un capuchino. Lo compartimos con un bocadillo.

¿Cómo ve usted la vigencia, el futuro político de Luis Guillermo?

Opaco como el de Laura, remata.

Y en 5 minutos más desgrana como Rusia, a las puertas de asumir Trump en EE.UU.,  afianzará su penetración en la región por medio de alianzas con regímenes afines y con los partidos únicos socialistas.

  • Venezuela-Maduro dio un golpe de fuerza en fin de año y entra en un endurecimiento militar caudillista del régimen. Subió al vicepresidente a Tareck El Aissami, de la línea dura chavista, su eventual sustituto en caso de un revocatorio, y marginó a Diosdado Cabello, el otrora poderoso expresidente del congreso chavista bajo fuertes cuestionamientos de narcotráfico por EE.UU.
  • “Estoy seguro que eso tuvo la bendición de La Habana. Eso fue llevado y consultado en La Habana para su bendición”, me dice.
  • Cuba-Tras la salida de Raúl Castro del poder, el año entrante, la isla caribeña evolucionará hacia un sistema mixto, como China o Vietnam. Con un rígido régimen comunista y economía semiabierta.
  • Nicaragua-Daniel Ortega está enfermo, dice. No puede exponerse a actividades públicas de día. Nombró a su mujer, Rosario Murillo, como vicepresidenta para garantizar la continuidad de la dinastía familiar y está en un matrimonio de conveniencia con la multimillonaria cúpula empresarial. Les deja hacer sus negocios, mientras no le estorben en su plan político dinástico.

A Rusia no le importa quien esté al mando, añade. Lo que le importa es que se mantenga en el poder el partido único afecto a sus intereses y propósitos, cierra este veterano revolucionario tico, de profundas raíces comunistas, que hace 47 años, un 24 de abril de 1970, lideró en las calles de San José una de las dos mayores revueltas político-sociales de nuestra reciente historia cuando torpedeó la concesión legislativa de las operaciones de la firma norteamericana Alcoa en el país.

————————————————————————————————————————————————–

En la vida todo cambia…*

“En la vida todo cambia, todo evoluciona, no hay nada estático”. Así, a secas resumió Vladimir de la Cruz su perspectiva de vida, cuando la administración Arias lo anunció en 2008, para sorpresa de muchos, como nuevo embajador ante la República Bolivariana de Venezuela.

No pocos lo tildaron entonces, por su histórica militancia izquierdista,  de traidor a la causa al asumir un cargo diplomático en una administración tachada de neoliberal.

Extracto de declaraciones dadas en aquel entonces por de la Cruz en la Cancillería.

¿Como son las posturas ideológicas y políticas de don Vladimir? ¿Cómo asume el hecho de haber sido opositor del gobierno, de mantener posturas de izquierda y socialista, que ahora participe de la diplomacia de un gobierno que se le acusa de ser muy liberal? ¿Cómo lo asume y cómo lo interpreta en su propia ideología, cómo ha evolucionado, ha habido algún cambio?

– En la vida todo cambia, todo evoluciona, no hay nada estático.

– Y cómo ha evolucionado en usted?

– En madurez, en comprender que el desarrollo de una revolución en Costa Rica solo puede hacerse por vía democrática, aprovechando los mecanismos que la Constitución ofrece y permite, potenciando el ejercicio de las libertades públicas y de los derechos ciudadanos. Ese amparo constitucional lo sigo defendiendo, creo en él. Creo que nuestra Constitución es Revolucionaria, que los ciudadanos no la comprenden adecuadamente, que allí están plasmados los mejores ideales de libertad, de progreso, de justicia, de ejercicio de libertades y que la Constitución puede ser un instrumento para transformar este país si se sabe emplear y aplicar. Somos los ciudadanos que en ignorancia de la Constitución los que nos apartamos de ella para hacer valer los derechos, las libertades y las aspiraciones de justicia social y de un mundo mejor. La Constitución permite esas posibilidades. Los ideales históricos del socialismo nunca los he abandonado. Mientras haya injusticia social en el mundo siempre habrá ideas socialistas, y las ideas socialistas tienen diversas formas. El Partido Liberación Nacional como partido socialdemócrata se funda en una idea socialista de tradición marxista. Las ideas socialcristianas en Costa Rica se originan en una reacción contra el desarrollo de las ideas socialistas y se plasman en las Garantías Sociales, que fueron la conjunción justamente de fuerzas políticas que hace 65 años lograron plasmar, por un acuerdo nacional, los mecanismos institucionales que permiten el desarrollo de la vida democrática y el Estado Social de Derecho que tenemos. Este Estado Social Derecho defendido por Manuel Mora, don José Figueres, desarrollado por don Pepe, por el Dr. Calderón Guardia, por los grandes líderes históricos y de la Iglesia Católica, por Monseñor Sanabria y otros siguen siendo válidos en Costa Rica. A eso no hemos renunciado. Yo no he renunciado a eso. Sigo viéndome en esos espejos”.

  • Fuente diario La República, San José, 4 de junio 2008:  entrevista hecha por el periodista Israel Aragón.

 

 

 

 

6 COMENTARIOS

  1. Este duro pronóstico para la izquierda es a su vez una mala noticia para el PLN y el PUSC, ya que al no existir una alternativa polarizada de izquierda o derecha (El ML tiene más dificultades que el FA) , los votantes buscarán nuevamente opciones de “centro” que tengan posibilidad de evitar la llegada de alguno de esos partidos al poder. Sobre el efecto de las “pulgas” del actual gobierno, es necesario tomar en cuenta que mientras no surja algún escándalo de corrupción, las “pulgas” se podrían considerar como las típicas que conlleva el ejercicio del poder y sobre todo el generar experiencia para hacer gobierno, pero no serán tan grandes como para impedirle al PAC en su orientación Ottonista presentarse nuevamente como una opción viable para el electorado nacional.

Comments are closed.