Una aparente intentona oficialista en Ecuador por desconocer el adverso resultado electoral de la primera vuelta, chocó con pared con el ejército  de dicho país que se puso en estado de alerta y forzó al saliente presidente socialista, Rafael Correa, a aceptar la segunda vuelta, denuncia el diario La Prensa de Managua en su editorial principal este viernes.

“Después que la oposición se lanzó masivamente a las calles contra la tentativa de fraude y advirtió que la protesta callejera iría hasta las últimas consecuencias, en el alto mando militar se creó una razonable preocupación por el rumbo incierto que podían seguir los acontecimientos políticos. Según se filtró por las redes sociales, el comandante general del Ejército indicó al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas que era necesario estar en alerta para “garantizar el bienestar y la convivencia pacífica y democrática en el país”. Entonces, de repente el presidente Rafael Correa reconoció que habría una segunda vuelta electoral y poco después lo anunció el CNE”, destaca La Prensa de Managua que lamenta que mientras en Ecuador se respetó la decisión electoral, en Nicaragua  eso no pasa y se montan farsas electorales por el régimen de Ortega.

Ayer en Guayaquil, el candidato opositor Guillermo Lasso calificó de “sueños de perro” las amenazas de Correa de volver a forzar elecciones para retomar el poder en un año, informa el diario El Universo.

Correa estaba seguro del triunfo de su candidato gobiernista Lenín Moreno. “Según mis cálculos, faltarán a Lenín unos 62.000 votos para ganar en una sola vuelta.
¿Seguirán los perdedores con su show de “fraude”?…”, dijo Correa en Twitter, el 22 de febrero a las 5:39 p.m., dos días después de los comicios  y con la oposición en las calles exigiendo respeto a los resultados.

 

Ver editorial La Prensa, Managua