El entonces presidente de Honduras, Porfirio Lobo, consintió las acciones de su hijo Fabio Lobo que ayudaron a carteles de la droga a movilizar al menos cinco mil kilos de cocaína hacia EE.UU., reveló el diario La Prensa de San Pedro Sula con base en un documento acusatorio de la fiscalía estadounidense ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York.
El expresidente, quien gobernó Honduras 2010-2014, ha negado toda vinculación a los hechos.
Las acusaciones en su contra estremecen el mundo político de Honduras.
Su hijo quien permanece detenido en Nueva York desde el 22 de mayo de 2015, luego de ser arrestado en Haití, fue quien confesó, según la acusación del Fiscal Preet Bharara.
“El “Negro” Lobo pagó soborno de $100 mil a Fabio”, destaca en su principal título del lunes el diario La Prensa con base en el documento presentado por la Fiscalía ante la Corte del Distrito Sur el 27 de febrero.
Según La Prensa, las investigaciones de la DEA, agencia contra las drogas, establecieron el supuesto conocimiento del expresidente del gigantesco trasiego de cocaína.
Según el diario, el expresidente habría recibido unos $500 mil de un grupo criminal denominado Los Cachiros por protección en sus operaciones.

Ver diario La Prensa, laprensa.hn, San Pedro Sula

Ver acusación de Fiscalía de EE.UU.