Dictador aclamado en cumbre empresarial

228

En silencio y de pie, los asistentes a la conferencia anual de la Asociación de Cámaras de Comercio Americanas de América Latina y el Caribe (Aaccla, por sus siglas en inglés), recibieron  al comandante Daniel Ortega para la clausura del evento, estallando en un aplauso cerrado, cuenta una crónica del sitio Confidencial de Managua.

“Ortega llegó con una hora y quince minutos de retraso, según el programa oficial, y recorrió mesa por mesa el salón del Hotel Intercontinental de Metrocentro, acompañado por el presidente de Amcham, Alvaro Rodríguez. El mandatario sonriente estrechó, uno a uno, las manos de los asistentes, mientras solo se escuchaba el ruido de los flashes de las cámaras, algunas risas efusivas y uno que otro beso sonoro”, narra Confidencial.

En el salón, añade, Ortega saludó a decenas de empresarios nicaragüenses, a los representantes de las cámaras empresariales, a la delegación del gobierno estadounidense, y a la embajadora de ese país, Laura Dogu, e incluso su antiguo rival político y excandidato a la Presidencia, Eduardo Montealegre, quien ahora afirma estar retirado de la política. Otros, como José Antonio Alvarado, actual presidente del Parlacen, caminaron a grandes zancadas,  para tomarse una foto con Ortega, acompañado de sus familiares y miembros de su bufete de abogados.

Trece minutos después de su entrada al salón, Ortega subió a la tarima principal, integrada por el presidente de Amcham, los directivos internacionales de Aaccla, y el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, y empezó su intervención afirmando que su discurso ya lo había dado durante su recorrido. “Valen más esos apretones de mano, que un millón de palabras”, dijo antes de disertar durante media hora sobre el modelo de “alianzas y consensos” con el sector privado nicaragüense”, dice el sitio.

“Pero en su relato, Ortega no mencionó nada sobre la corrupción pública o la crisis del sistema de Seguridad Social. Tampoco mencionó las palabras “democracia” o “Estado de Derecho”, que son demandas permanentes que diferentes sectores mantienen sobre su administración, ni se refirió al megaproyecto del Canal Interoceánico, megaproyecto insignia de su gobierno, anunciado hace cuatro años, pero sin obras a la vista”, denuncia Confidencial.

Ver Confidencial.com, Managua