Especialistas sísmicos rechazaron relacionar la intensa actividad eruptiva del volcán Poás a la eventual ocurrencia de un gran temblor o terremoto.

Así lo destacó la Red Sismológica Nacional de la UCR este fin de semana.

“Los terremotos no se pueden predecir con certeza”, afirmó un informe oficial de la Red.

El informe lo comparten el Ovsicori-UNA y la Comisión Nacional de Emergencias.

“Costa Rica está ubicada en una zona de subducción y en un límite de placas tectónicas. Por ende, la población del país ha experimentado muchos terremotos y erupciones a lo largo de la historia y es por esto que siempre debemos estar preparados para enfrentarlos, independientemente de los rumores infundados sobre una fecha posible de ocurrencia, advirtió la Red.

Salió así al paso de rumores sobre la inminencia de algún evento sísmico mayor asociado a la intensa actividad del volcán Poás.

Entre la noche del jueves y la madrugada del viernes se dio un enjambre sísmico con al menos 226 temblores de mediana y baja intensidad registrados oficialmente, pero sin mayores consecuencias en las áreas inmediatas y vecindarios.

La Red denunció que durante las últimas horas circuló un mensaje de fuente desconocida vaticinando la ocurrencia sismos y erupciones en la zona del volcán Poás.

Los terremotos no se pueden predecir con certeza

“Los terremotos — afirmó la Red– no se pueden predecir con certeza y que el monitoreo sobre el volcán Poás es constante. Toda la información recabada se comparte con los usuarios que nos siguen a través de las redes sociales, así como con las autoridades de la CNE, encargadas de establecer los niveles de alerta adecuados cuando así lo considere”.

“Es importante que la población tenga claro que las entidades con capacidad para brindar información confiable al público sobre la actividad sísmica y volcánica de Costa Rica son: la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias, como coordinadora del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, la Red Sismológica Nacional, Costa Rica (RSN: UCR-ICE) y el OVSICORI-UNA. La información técnica-científica verificada que comparten estos entes tiene el fin de resguardar la seguridad e integridad de la ciudadanía y alertarla ante cualquier evento sísmico o volcánico”, añadió el ente sismológico.