En el escándalo del “cementazo”, “veo al presidente en una encrucijada”, asevera el analista Vladimir de la Cruz.

Así lo expone en respuestas a consultas de PuroPeriodismo.com.

En una encrucijada

Dice de la Cruz:

-“Veo al Presidente Solís en una encrucijada frente a la opinión pública, frente a su Partido Acción Ciudadana, sobre todo en este momento electoral, frente a sí mismo y la percepción de su propia imagen que había venido recuperando terreno, frente a los diferentes sectores políticos, frente a los principios éticos que han enarbolado tratando de diferenciarse de prácticas de gobiernos anteriores, frente a la imagen de corrupción que enluta al gobierno que dirige, frente a los funcionarios de su confianza en juntas directivas bancarias, frente a los retos que tiene en sus manos”.

“Frente a la opinión pública hoy el Presidente está cuestionado. Las personas que están involucradas son cercanas a él y a su gobierno, a él y a la toma de decisiones políticas que le toca hacer”.

“Frente a su Partido Acción Ciudadana por cuanto es el partido político, que en a figura del Mandatario, ejerce el Gobierno de la República. Ciertamente cuando el Presidente es nombrado como tal se separa en la forma de su relación partidaria directa. Pero, a todos los efectos públicos el que gobierna Costa Rica es el Partido Acción Ciudadana, en lo que se compara con los partidos Liberación Nacional, en los últimos dos gobiernos, 2006-2014, y con la Unidad Social Cristiana 1998-2006, cuando han gobernado”.

“En el lenguaje político se responsabiliza a los partidos que ganan la elección presidencial de la gestión de Gobierno respectiva. Si el Partido Acción Ciudadana criticaba a esos partidos de corrupción, de tráfico de influencias y de mala gestión de instituciones públicas, hoy el Partido Acción Ciudadana está igualmente comprometido, y por los alcances, con el escándalo del negocio del cemento, es mayor que muchos de los escándalos de los anteriores gobiernos”.

“Frente así mismo y frente a la recuperación de la imagen pública y políticamente aceptable que había venido aumentando. Este escándalo al Presidente Luis Guillermo Solís, le ha destruido, a ocho meses de abandonar la Casa Presidencial, el capital político que había recuperado, y lo ha puesto en una difícil posición política de gran negociador de otros asuntos de Estado y de gobierno que debe enfrentar, como la presentación del Presupuesto Nacional del 2018 y la justificación que debe hacer de nuevos impuestos y otras medidas fiscales y tributarias. Este escándalo en la forma como lo ha abordado el Presidente le ha hecho caer también en su credibilidad personal, en su credibilidad política y en la confianza que debe inspirar”.

“Frente a los diferentes sectores políticos por cuanto ahora se ha expuesto a la crítica directa de todos los actores políticos, los partidos políticos nacionales y sus candidatos presidenciales, y frente a los partidos políticos provinciales, y sus candidatos a diputados, que tratarán de golpear directamente la figura del Mandatario, para lograr réditos políticos y debilitar al Partido Acción Ciudadana y a su candidato para demostrar que está muy alejado del Código de Ética que se comprometieron a impulsar y realizar. Igualmente, frente a los diferentes a actores económicos y empresariales, que de la misma manera enfrentarán al gobierno según sus propios intereses. Es claro que el Presidente se ha comprado un pleito con las dos grandes empresas cementeras que operan en el país, que tienen gran influencia en otros sectores políticos, empresariales y financieros, influencia que harán sentir. Al mismo tiempo, los grupos, partidos, diputados y altos funcionarios de otros partidos políticos, que aparecen directa o indirectamente involucrados en el negocio del cemento, en las reuniones que participaron, en las gestiones que hicieron ante la Casa Presidencial o los bancos, también están tratando de distanciarse del meollo del escándalo del cemento, y trasladar la responsabilidad fundamental a la Casa de Zapote, a su Mandatario, a sus asesores directos y de mayor confianza, para que esto no los embarre frente al proceso electoral que está encima, y favorezca el discursos antisistema, antipolítico, anticorrupción y de necesidad de sacar al partido Acción Ciudadana del Gobierno y evitar que continúe con este tipo de cambio en la política”.

“Frente a los principios éticos que han enarbolado, como partido Acción Ciudadana y como gobierno, tratando de diferenciarse de prácticas de gobiernos anteriores. Con esta situación en nada se distingue de los partidos que han criticado. En proporción, es más grande la responsabilidad del actual Gobierno que la de anteriores, en otros escándalos públicos, donde se comprometieron dineros de una manera similar”.

“Frente a la imagen de corrupción pública por cuanto este escándalo del cemento enluta al gobierno, le ha puesto un manto negro que no puede quitarse. Si a ello se agregan los pequeños escándalos que han sufrido funcionarios de gobierno, viceministras y otros, el manto de la corrupción es propio del Partido Acción ciudadana en el ejercicio de Gobierno. Así se verá”.

“Frente a los funcionarios de su confianza en juntas directivas bancarias por cuanto las personas involucradas, en Juntas Directivas bancarias y afines, asociadas al escándalo del cemento, han sido de nombramiento del actual gobierno, y en el seno de las Juntas Directivas involucradas no ha habido una acción de rectificación, de remoción de funcionarios si los hubiere que hacer, o de investigación, anunciada públicamente, que conduzca a esclarecer en todos sus alcances las ramificaciones del negocio del cemento”.

“Frente a los retos que tiene en sus manos el actual Mandatario, en relación a la presentación y justificación del Presupuesto Nacional del 2018, y las urgentes medidas que se deben tomar respecto a la situación fiscal, financiera y tributaria del país, donde sin lugar a dudas la confianza y credibilidad del Señor Presidente se disminuye ante la percepción de la llamada opinión pública, y de los sectores políticos y populares que deben atenderlo”.

Ver artículo completo: Veo al Presidente en una encrucijada, Vladimir de la Cruz análisis

1 COMENTARIO

Comments are closed.