Edgar Fonseca, editor

El escándalo del “cementazo” que estremece sectores políticos, judiciales, empresariales, le cobrará su mayor factura en las elecciones del 4 de febrero al partido de gobierno, cree el exministro y exdiputado Francisco Chacón del comando de campaña presidencial del PLN.

“Afecta a la clase política en general, pero, principalmente al partido de Gobierno que es el que se ha visto directamente involucrado en el escándalo de tráfico de influencias más grande de la historia, dirigido desde Casa Presidencial”, sostuvo Chacón uno de los asesores clave del candidato presidencial Antonio Álvarez Desanti.

“El pueblo le cobrará ese engaño”, enfatizó.

Aunque reconoce que la controversia ha causado mucho ruido en el ambiente político, estima que, finalmente, Liberación lo superará  e irá por un triunfo “contundente” en primera vuelta.

El escándalo implica investigaciones legislativas por cuestionados créditos al empresario Juan Carlos Bolaños quien reveló en la Asamblea Legislativa que en gestiones suyas para modificar un reglamento a la importación de cemento chino, tuvo siete encuentros en Casa Presidencial, uno de ellos con el presidente Luis Guillermo Solís.

La Asamblea investiga dos créditos por $30 millones del Banco de Costa Rica a la empresa Sinocem vinculada al empresario.

También investiga un crédito por $32 millones a Coopelesca de San Carlos.

El escándalo, la mayor prueba de fuego en transparencia para el gobierno de Solís, se propagó a la Corte Suprema de Justicia donde se investiga una alegada relación del magistrado Celso Gamboa con el empresario.

También en la Corte, la polémica derivó en separar al Fiscal General Jorge Chavarría del conocimiento de dos causas vinculadas a protagonistas de la controversia, los diputados Víctor Morales Zapata, uno de los principales “operadores políticos” del presidente Solís, y el diputado Otto Guevara, candidato presidencial del Movimiento Libertario.

De ambos trascendió esta semana un informe del OIJ que consigna 792 contactos telefónicos con el empresario en el epicentro de los cuestionamientos.

Tráfico mayor de influencias

-Del contexto de la campaña que recién acaba de empezar:
-¿Cree que el escándalo “cementazo”, afecta por igual a todos los partidos, algunos de cuyos dirigentes aparecen mencionados?

-Afecta a la clase política en general, pero, principalmente al partido de Gobierno que es el que se ha visto directamente involucrado en el escándalo de tráfico de influencias más grande de la historia, dirigido desde Casa Presidencial.

 -¿A quiénes afecta más y por qué?

-En primer lugar al Presidente de la República y a su círculo más cercano, quienes desde Zapote montaron un tinglado cuyos tentáculos alcanzaron a los tres Poderes de la República.

 -¿Cuánto cree que afecta hasta el momento dicho escándalo a los intereses de la campaña del PLN?

-El escándalo ha provocado un gran ruido y un desencanto generalizado en la población.
Sin embargo, el PLN ha logrado salir inerte y por lo tanto, no sentimos que nos haya afectado de manera importante. Porque ninguna persona de las que integra nuestra campaña tiene, en absoluto, que ver con ese repudiable caso.

 -¿Cuál es su valoración del manejo que ha hecho hasta el momento la Presidencia de la República del caso?

-Ha intentado vanamente lavarse las manos y evadir la responsabilidad que le corresponde. El pueblo le cobrará ese engaño a la confianza que les fue depositada y que vendieron en la campaña pasada.

 -Finalmente, recientes encuestas apuntan a una eventual segunda ronda. ¿Cuál es su apreciación de esos estudios y sus proyecciones?

-La campaña apenas inicia. Nosotros estamos convencidos de que es posible ganar en primera ronda y nuestra estrategia tiene como objetivo el triunfo el 4 de febrero del 2018. Un triunfo contundente.