Edgar  Fonseca, editor

El asesinato del fiscal de flagrancia, Hans De La O Solís, de 49 años, perpetrado por pistoleros que lo esperaron a medianoche del miércoles 22 de noviembre al llegar a su casa en barrio El Jardín de Desamparados, permanece en el misterio, nueve días después de ocurrido, confirmó este jueves la Fiscalía General.

“No se ha determinado el móvil del crimen”, dijo Tatiana Vargas Vindas, portavoz del Ministerio Público a consultas del periodista Edgar Fonseca.

De La O Solís fue muerto de forma brutal cuando los pistoleros le dispararon al menos en seis ocasiones en la cara y otras partes del cuerpo, en momentos en que entraba con su carro al garaje de su residencia donde convivía con su madre.

De La O acababa de salir de sus funciones, a las 11 p.m. de ese día, en la Fiscalía de Flagrancia de Heredia. Para llegar a su casa tardó 50 minutos, según el primer informe oficial.

En la acción, la víctima golpeó con su auto la entrada de la residencia.

Los atacantes –según versiones extraoficiales que han circulado– lo esperaron en un pick up y escaparon sin que se tenga cuenta de su paradero, hasta el momento.

De La O Solís fue llevado de emergencia al hospital San Juan de Dios donde fue declarado fallecido poco después.

“El caso en el cual se investiga el homicidio del fiscal Hans De la O Solís se encuentra en la etapa preparatoria, la cual consiste en la recolección y análisis de pruebas, y según el artículo 295 del Código Procesal Penal, es de carácter privada, para personas ajenas al expediente”, respondió la portavoz Vargas cuando se le consultó sobre el avance de las investigaciones.

“En el momento en que puedan darse a conocer generalidades del caso, lo haremos por nuestros medios oficiales”, agregó.

“Lo que sí podemos adelantarle es que no se ha determinado el móvil del crimen”, ratificó Vargas.

A dicha funcionaria se le consultó si, a raíz del suceso, se intensificó la seguridad y protección de la Fiscal General interina Emilia Navas y contestó: “En relación con la seguridad de la Fiscala General, por razones de protocolo de su equipo de seguridad, no es posible que nos refiramos a ese punto específico”.

Conmoción

La muerte de De La O Solís causó conmoción en medios judiciales en momentos en que la Fiscalía desarrolla contundentes acciones contra delitos de corrupción y bandas del crimen organizado.

Hace una semana, la Fiscal Navas calificó como  “cruel y cobarde” la muerte del fiscal.

“A cargo del caso de Hans hay un importante equipo de trabajo conformado por profesionales del Organismo de Investigación Judicial y fiscales y fiscalas experimentados, que trabaja arduamente desde la madrugada. Estamos trabajando para encontrar a las personas responsables y llevar el caso hasta las últimas consecuencias”, enfatizó Navas.

Lo manifestó en un encuentro en la Fiscalía Adjunta de Heredia donde se reunió con 30 miembros del personal para brindarles solidaridad y orar por la víctima, quien laboró para el Poder Judicial desde el 2005 en diferentes puestos.

El fiscal adjunto, Mauricio Boraschi, advirtió, también, hace una semana que el equipo de investigación está trabajando de “manera implacable para esclarecer los atroces hechos”.

Serenidad y ecuanimidad

En medio de la consternación que desató el crimen del fiscal De La O, Navas pidió “serenidad y ecuanimidad al personal, mientras se lleva a cabo la investigación por los actos violentos que acabaron con la vida del funcionario”, consignó una versión del Ministerio Público.

La investigación del homicidio la dirige  la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada, y de momento no existen indicios para descartar o confirmar que el móvil del delito esté vinculado con la función fiscal, agregó el ente acusador.

En resguardo de la democracia

La Fiscala Navas resaltó aquel día la tarea de la Fiscalía en resguardo de la democracia.

Sostuvo que el personal del Ministerio Público tiene en sus manos una tarea de mucha responsabilidad y de muy alta importancia para mantener la paz y la seguridad en el país.

“De nosotros depende que prive la democracia, que no se atente contra esta, contra la integridad de las personas y que no se busque impunidad con actos que atenten contra los funcionarios y funcionarias del sistema judicial”, añadió.