Edgar Fonseca, editor

En el pico de la temporada navideña y a las puertas de las elecciones, el Ministerio de Hacienda atrasó este jueves el pago de la primera quincena de diciembre a miles de burócratas, generó desasosiego y lo atribuyó a la crisis fiscal que enfrenta el país.

Hacienda reconoció que tuvo problemas para reunir los fondos necesarios para cancelar a tiempo los salarios de decenas de miles de burócratas del sector público. Por eso, informó, no depositó a medianoche del miércoles, un día antes como ha sido costumbre, los dineros lo que causó malestar entre servidores públicos y usuarios.

“Para esta quincena, dificultades para acceder al financiamiento impidieron hacer el depósito de los ¢80 mil millones correspondientes a dicho pago, como ha sido la costumbre”, admitió el Ministerio de Hacienda en medio de críticas públicas.

El atraso causó un inesperado desasosiego en el sector público.

El PLN denunció manipulación y presión oficial para que se aprueben más impuestos.

El malestar se propagó cuando empleados públicos chequearon en cajeros y en sus cuentas y no habían los depósitos de rigor.

“Usualmente, el depósito se realiza la noche anterior a la fecha de pago o durante la mañana del mismo día”, reconoció el gobierno.

Se trata de un atraso sin recientes precedentes en medio de una creciente inestabilidad financiera del sector público debido al abultado déficit que está previsto a cerrar en 6,1% del PIB en 2017.

Hacienda informó  que harán efectivo el pago la noche de este jueves  de “los salarios y pensiones del gobierno central con cargo al Presupuesto Nacional, correspondientes a la primera quincena de diciembre”.
A tiempo pero atrasados…
Al hacerse efectivo el depósito este 14 de diciembre, el Gobierno estará cumpliendo en fecha calendario con el pago de sus obligaciones con los servidores públicos de ministerios, Asamblea Legislativa, Contraloría General de la República, Defensoría de los Habitantes y Poder Judicial, así como con los pensionados con cargo al Presupuesto, dijo Hacienda.
“El pago se realizará en la fecha establecida, tal y como responsablemente la Administración ha venido atendiendo todas las obligaciones del gobierno”, agregó el ente oficial.
Culpa a la crisis fiscal
“El país enfrenta una difícil situación fiscal desde hace casi una década, como resultado de una combinación de problemas estructurales y coyunturales, entre ellas, las dificultades para acceder al financiamiento. Por eso, hemos insistido en la necesidad de que la Asamblea Legislativa tome las decisiones requeridas para modernizar la legislación tributaria que nos permita contar con recursos frescos para enfrentar los compromisos con mayor holgura’’, dijo Helio Fallas, primer vicepresidente y ministro de Hacienda en el marco del inusual atraso en el pago a los burócratas, a cuatro meses de dejar el poder loa presente administración y sin haber logrado un acuerdo político nacional para cerrar el lío fiscal.
.
“Continuamos haciendo una gestión responsable en el manejo de caja y de deuda para garantizar la operatividad del Estado”, dijo Martha Cubillo,
viceministra de egresos y tesorera nacional,
“Como funcionarios públicos sabemos la importancia que tiene el salario para las familias costarricenses, por lo que seguiremos haciendo nuestro mejor esfuerzo para mantener la estabilidad social y dar el espacio necesario para que se concreten las soluciones estructurales’, dijo Cubillo.
PLN le dice al gobierno: deje de manipular
 Liberación Nacional reaccionó ante el atraso salarial en el sector público y exigió al Gobierno dejar “de manipular las necesidades de las y los trabajadores costarricenses para hacer valer sus intereses políticos. El atraso en el pago a las personas pensionadas, pequeños proveedores y la incertidumbre en la que han mantenido durante muchas horas al funcionariado público, es injusto”.

“Son malas señales que solo afectan la confianza de la familia costarricense en la clase política. Son los mismos aliados del PAC de Luis Guillermo Solís y Carlos Alvarado, del PUSC, del Frente Amplio, del Movimiento Libertario y de los líderes sindicales, que impidieron en el 2011 la aprobación de un proyecto tributario decente, progresivo y justo; así como la propuesta de “Contingencia Fiscal” que les dejamos preparada antes de concluir la administración anterior, los verdaderos responsables de que el país camine a la deriva”, dijo Karla Prendas,  jefe de fracción del Partido Liberación Nacional.