A un año de la masacre de 5 estudiantes, imputado enfrenta a fiscalía, 8 testigos y 13 peritos

315

Edgar Fonseca, editor

A un año de la masacre de cinco estudiantes universitarios de Liberia, el único imputado de apellido Ríos enfrenta a partir de este lunes la acusación de la Fiscalía, a 8 testigos y a 13 peritos judiciales.

El debate comenzó la mañana de este lunes en los tribunales de Liberia en medio de crudas revelaciones de la fiscal sobre la violenta actuación del sospechoso.

El sospechoso amenazó, amarró y cortó a sus víctimas con un cuchillo, dijo la Fiscal Caravana el arrancar el debate.

El juicio es por los 5 homicidios e intento de dar muerte a otra en un cuarto en las cercanías del centro de Liberia.

Ríos también fue señalado por supuesto abuso sexual; el debate se desarrollará durante toda la semana, anunció la Fiscalía.

Las víctimas fueron: Ingrid Massiel Méndez Serrano de 24 años, Ariel Vargas Condega, 24, Dayana Martínez Romero, 24, Stephanie Hernández García, 22, y Joseph Brenes Solís, 22.

Supuestamente el imputado ató a los jóvenes de manos y pies para darles muerte con un arma blanca, consignó esta tarde un informe del Poder Judicial.

Presuntamente se retiró del sitio al pensar que había dado muerte a la sexta víctima, quien horas después fue trasladada a un centro médico donde se recuperó de sus lesiones, agregó dicha versión.

Días después las autoridades allanaron la vivienda de Ríos y lograron el decomiso de evidencia que lo vincula al caso, añadió el informe judicial.

Rápido proceso

La Fiscalía Adjunta de Liberia logró en junio finalizar la investigación y acusó al sospechoso de cometer cinco delitos de homicidio calificado, una tentativa de homicidio y un abuso sexual contra persona mayor de edad; hechos ocurridos el 19 de enero en una casa localizada en barrio La Victoria, en Liberia.

La Fiscalía puso en ese momento en conocimiento de las víctimas la acusación, con el fin de que estas indiquen si desean constituirse en querellantes (es decir, si presentan una acusación particular) y si presentaban una acción civil resarcitoria (para exigir un resarcimiento por los daños provocados).

La fiscala adjunta de Liberia, Aymee Caravaca, destacó la celeridad con que se trabajó el caso para lograr, en menos de cuatro meses, finalizar la acusación; esto a pesar de la complejidad y la cantidad diligencias que se ordenaron como parte de la investigación, destacó en su oportunidad la Fiscalía.

“Este es el resultado de un trabajo conjunto, en el cual el Laboratorio de Ciencias Forenses, el personal de informática y de la Fiscalía adelantaron sus tiempos para avanzar con la acusación, incluso mientras los resultados de las pericias continuaban llegando”, afirmó en aquel momento la Fiscal Caravaca.

Ríos enfrenta la causa bajo el expediente 17-000143-060-PE.