• Presidente de Demoscopía considera que encuesta se vio sesgada al calor de reacciones tras fallo de la                       Corte Interamericana de Derechos Humanos, que demanda aplicar matrimonio del mismo sexo 
  • Expertos UCR también atribuyen súbito respaldo a Fabricio Alvarado a un “shock religioso”  luego de opinión consultiva celebrada ruidosamente por el gobierno y sectores LGTBI

Edgar Fonseca, editor

El repentino respaldo en una encuesta de la UCR que hace aparecer al diputado y candidato evangélico, Fabricio Alvarado, como favorito para ganar las elecciones presidenciales del próximo cuatro de febrero, es “ficticio”, advirtió el politólogo José Alberto Rodríguez, presidente de la firma encuestadora Demoscopía.

Según la encuesta divulgada este martes por el Semanario Universidad, Alvarado supera por la mínima, 17%-16%, a Juan Diego Castro, PIN, y deja por fuera, de momento, a Antonio Alvarez, PLN,11%. Los datos causaron conmoción en el ambiente político.

En la encuesta el apoyo a Alvarado se disparó de 3% a 17%, en menos de dos semanas, lo cual es cuestionado por especialistas en encuestas.

La firma CID-Gallup también dio a conocer una encuesta este martes en que Álvarez aparece con 16% de respaldo, Alvarado con 14% mientras Castro y Piza empatan con 12%.

Es ficticio

José Alberto Rodríguez, de Demoscopía, afirmó que el sorpresivo crecimiento de Alvarado es “ficticio”, e “ilógico”, que hubo sesgo en la pregunta y en la respuesta de la encuesta, al calor de las reacciones tras el fallo la Corte Interamericana  de Derechos Humanos, sobre el matrimonio del mismo sexo, que, a su criterio, el gobierno manipuló y la prensa dio como consumado.

Rodríguez aceptó que el tema del matrimonio del mismo sexo es muy sensible y que históricamente los estudios han estimado un rechazo hacia dicha unión del 70%. Tras trascender el fallo, el candidato evangélico se aprovechó, con “mucha culpa de la Presidencia y de la caja de resonancia de los medios”, insistió el analista.

Rodríguez cree que, de cara a las próximas elecciones, se mantienen tendencias en las que –según la más reciente encuesta de Demoscopía– Alvarez tiene respaldo del 16%, Piza 14% y Castro 12%.

La pregunta correcta en estos momentos –según Rodríguez,- no es, ¿por quién votaría si las elecciones fueran hoy?, que fue lo que pudo reforzar el intempestivo respaldo a Alvarado, sino, ¿por quién votará el próximo cuatro de febrero?

Una variable exótica

Hay que esperar, enfatizó dicho analista quien destacó la volatilidad de los electores ante temas sensibles.

Rodríguez insistió que la encuesta UCR se vio afectada por la “variable exótica” del fallo de la Corte IDH sobre la unión del mismo sexo.

A su juicio los resultados evidencian a un electorado muy propenso a la reacción emocional y sentimental y menos a la racional. Y la inducen a ser muy errática.

De ello, cree, se aprovechó el aspirante evangélico. La gente lo vuelve a ver pero esa mirada no durará mucho, afirmó.

Rodríguez lamentó la “bajísima cultura política” que deja al descubierto una encuesta como esta.”La fidelidad de marca es bajísima”, expresó.

Con un discurso de choque en contra de la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y celebrada  por el gobierno, que demanda aplicar el matrimonio del mismo sexo, y en defensa de la familia tradicional, Alvarado, también periodista, parece recoger un sentimiento de conmoción y división que generó en el país la reciente decisión del ente hemisférico.

Con su candente mensaje de defensa de valores y principios tradicionales, Alvarado, aspirante por Restauración Nacional,  dejó rezagados, en la encuesta CIEP-UCR, a Álvarez y Rodolfo Piza del PUSC, que reaccionaron en desacuerdo con el fallo pero sin ir más allá en sus discursos.

“Schok religioso”

Los expertos de la UCR también atribuyen el sorpresivo apoyo a Alvarado a un “shock religioso” entre los electores tras el fallo de la Corte Interamericana a favor de la unión gay. Dos de cada tres encuestados dijeron estar en contra de ese criterio por cada uno que dice apoyarlo”, detalla el semanario.

Alvarado se identifica en su cuenta Twitter como ” Hijo de Dios, esposo y papá de dos princesas”.

“Quiero ser Presidente porque considero que conozco las necesidades de este país, lo he caminado como periodista y cantante cristiano. También, he conocido de cerca la necesidad de muchísima gente. Además, considero que Costa Rica debe volver a los principios y valores que la han hecho grande. Principios y valores en la defensa de la vida y la familia que, lamentablemente, han sido golpeados por los últimos gobiernos, en ese sentido, Costa Rica necesita defenderse sin ningún temor como lo hemos hecho desde la Asamblea Legislativa y desde Restauración Nacional”, advirtió Alvarado en la más reciente edición del semanario Eco Católico, órgano oficial de la Iglesia Católica de Costa Rica.

Salto súbito

Universidad califica como  “salto enorme y súbito en las preferencias de los electores” el de Alvarado.

Cita la encuesta más reciente del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), con 1.013 entrevistas efectuadas mediante llamadas a teléfonos celulares entre el 15 y 17 de enero.

El semanario describe al diputado Alvarado como “representante del sector más conservador y del discurso que mezcla religión y política”, quien  pasó de 3% en las intenciones de voto al 17% en solo un mes entre los electores decididos a votar, como se ve al comparar las encuestas del CIEP de diciembre y de enero.

“Diay! Ahora el miedo se traslado de Juan Diego Castro a Fabricio Alvarado, no sé si los que tienen miedo es por lo que dicen o porque está viendo perder a su candidato favorito”, reaccionó el analista Claudio Alpízar tras trascender esta mañana los datos de la encuesta.

Ver encuesta CIEP-UCR, Semanario Universidad