• Autoridades médicas preveían que operación se prolongaría hasta sábado de madrugada

Edgar Fonseca, editor/Imagen médica ilustrativa

En una maratónica y compleja jornada médica, especialistas del hospital Nacional de Niños preveían continuar hasta este sábado de madrugada en la operación de separación de siameses nacidos en diciembre del 2015 en el Calderón Guardia.

Así lo sostuvo anoche un informe oficial de la CCSS que dio cuenta que la operación se había prolongado por 10 horas desde las 7:30 a.m.

“En una jornada quirúrgica que superó ya las 10 horas y que podría prolongarse hasta la madrugada del sábado, los equipos del Hospital Nacional de Niños procuran separar a los siameses”, ratificó el informe de la Caja.

Compleja, larga y difícil

Las autoridades médicas catalogaron la operación como de las más complejas, largas y difíciles.

“Se trata de una intervención que arrancó a esos de las 7:30 de la mañana y en la que están participando diferentes equipos hospitalarios para satisfacer las necesidades de una de las cirugías más complejas, largas y difíciles hecha por ese centro hospitalario, pues es la primera de esta magnitud que se efectúa en el hospital, en virtud de las características anatómicas de la unión que mantienen los pequeños”, agregó el informe oficial.

En 1985 –añadieron– el hospital de Niños separó a las siamesas Karen y Karol que estaban unidas por el tronco y quienes compartían una porción del hígado y sus dos corazones estaban entrecruzados.

Consultas en EE.UU.

Antes de la intervención de ayer hubo una preparación ardua, dicen en la Caja.

La Logística para la intervención quirúrgica ha sido ardua. El caso fue cuidadosamente, analizado y discutido por los diferentes equipos en ciencias médicas del Hospital de Niños, incluso fue necesario efectuar consultas a uno de los especialistas con mayor experiencia en Estados Unidos, agregaron.

Pronóstico reservado

Las autoridades médicas advierten de “pronóstico reservado” la evolución de los siameses.

“A sabiendas de que era un caso que reviste una gran complejidad técnica, con un pronóstico muy reservado, los equipos del Hospital Nacional de Niños tomaron la decisión de efectuar la cirugía con la finalidad de ofrecerle una opción de vida a los menores. A sus padres se les dio detalles de los riesgos quirúrgicos que engendra la cirugía y señalaron la conveniencia de hacerla”, citó el informe de la CCSS.

La doctora Olga Arguedas Arguedas dijo que antes de llevar a los niños al quirófano fue preciso efectuarles una batería de exámenes tales como tomografías y resonancias magnéticas. En la cirugía están empleando equipos de última generación adquiridos recientemente para mejorar la calidad y la precisión de las intervenciones quirúrgicas que se efectúan en ese hospital pediátrico.

La cirugía la realizaron en dos de los ocho quirófanos disponibles en el hospital y en ella están participando cerca de 20 personas, entre neurocirujanos, especialistas en cirugía reconstructiva, anestesiólogos, enfermeras, circulantes instrumentistas, quienes conformaron dos grupos de trabajo para alternarse por lo prolongado de la cirugía.

Todos los equipos de apoyo del hospital estuvieron atentos ante cualquier necesidad que se presente en los quirófanos, especialmente Banco de Sangre, Laboratorio, Cuidados Intensivos, entre otros. Como parte de esta logística, ayer se efectuó una campaña interna en el hospital para captar donadores de sangre para satisfacer cualquier necesidad de este líquido vital, detallaron desde la CCSS.