Edgar Fonseca, editor/ Foto fedefutbol.com

Con un triunfo convincente, 0-1, ante Escocia, la Sele inició con pie derecho su serie final de amistosos con miras al Mundial Rusia 2018.

El marcador repitió el amargo recuerdo a los escoceses del Mundial Italia 90, cuando la escuadra tica –en su primera participación en un mundial– hizo historia al derrotarles en su primer juego por esa misma diferencia.

Con la victoria de 0 – 1 el equipo patrio culminó el primer encuentro amistoso e inició la gira europea con pie derecho, destaca el sitio oficial fedefutbol.com.

En Escocia cundió la decepción tras el debut de la que consideran una nueva era bravía de su seleccionado, tras estar fuera 20 años de competencias mundiales, reconoce el sitio dailyrecord.co.uk. El experimento falló no impresionó, critica el sitio.

Alex McLeish –técnico escocés- sufrió más dolor costarricense después de que su primer partido a cargo de Escocia terminó en derrota, añade.

Pero este encuentro de bajo perfil, con el estadio Hampden a medio llenar, –dice– estuvo lejos de la horrible derrota por 1-0 ante los centroamericanos que sufrió como jugador en Italia 90.

Bautizado como el comienzo de una nueva era valiente hubo hubo signos positivos para el Tartan Army –como se conoce a la selección escocesa– pero 28 años después de sufrir a manos de los centroamericanos, McLeish estuvo nuevamente en el lado equivocado del mismo marcador, agrega el sitio.

Les dolió el tempranero gol de Marco Ureña

Los escoceses resintieron el tempranero gol del delantero tico Marco Ureña, destaca el sitio Scotsman.com.

Escocia ni siquiera pudo resistir tanto como la noche infame en Génova hace 28 años. Marcos Ureña golpeó mucho más rápido que Juan Cayasso, cuyo gol después de 49 minutos se escuchó en todo el mundo en Italia 90, puntualiza Scotsman.com.

El alero de Los Angeles FC Ureña golpeó tranquilamente a los de casa después de solo 14 minutos, y la segunda temporada de McLeish como manager se vivió tristemente con bajas expectativas indicadas por los números insignificantes de asistencia al Hampden Park. Hubo, al menos, un regalo VIP con José Mourinho, que asistió para apoyar y evaluar a Scott McTominay. Pero ni siquiera la inclusión del centrocampista del Manchester United, junto con otros tres que hacen sus primeras aperturas internacionales, podría inspirar a un rendimiento para proporcionar ayuda muy necesaria para el Ejército Tartan. Burlas audibles sonaron al final, anotó el sitio escocés en su crónica del juego.

Tras 28 años, ticos mandan

Al igual que hace 28 años atrás, en el Mundial de Italia 90, la Tricolor se impuso ante los escoceses, con la diferencia que en 1990 fue Juan Cayasso el artífice del gol y en esta ocasión el delantero Marco Ureña le dio la victoria a los ticos, consigna fedefutbol.com.

La base de jugadores que enfrentó la eliminatoria –agrega– fue el equipo que presentó el director técnico Óscar Ramírez ante Escocia, quien apostó al fútbol ofensivo en los primeros 45 minutos, con velocidad por las bandas para increpar a los locales y desde el arranque salir en busca de la anotación.

Después de una serie de llegadas la apertura del marcador cayó sobre el minuto 14’ con una gran jugada de Costa Rica por el costado izquierdo, cuando Daniel Colindres hizo un pase a Oviedo quien siguió con la jugada y con la bola dominada hasta línea de fondo para buscar a Marco Ureña, quien llegó desde atrás sólo y definió con un toque suave al costado para poner el 1-0.

El muro Keylor

El estelar guardapalos nacional, Keylor Navas, fue un muro inexpugnable para los delanteros escoceses.

Con la desventaja en el marcador los escoceses se arriesgó a ir al frente, lo que les permitió crear jugadas de peligro al minuto 28’ y 34’, pero tanto el guardameta Keylor Navas como la defensa nacional supieron detener, detalla fedefutbol.com.

Uno de los puntos altos para Costa Rica durante los primeros 45 minutos –agrega– fue Daniel Colindres, al desbordar por la izquierda o hacer diagonales hacia el centro.

Para el complemento ambas escuadras se guardaron los cambios y buscaron darle aire al equipo y darle oportunidad a seleccionados que han tenido poco tiempo, en el caso de la Tricolor.

El genio de Bryan

Bryan Ruiz estuvo a la altura y casi caza un golazo, dice fedefutbol.com.

Al iniciar el segundo tiempo, el capitán de Costa Rica, Bryan Ruiz, se lució con una jugada por la banda derecha al sacar con un movimiento de cintura a un defensa escoses para llegar hasta el área rival y disparar con pierna izquierda; para mala fortuna el balón se estrelló en el palo superior, lo que impidió celebrar lo que hubiera sido un golazo.

La intensidad de las acciones se redujo durante los últimos 45 minutos por parte de los nacionales, mientras que los escoceses adelantaron línea y buscaron el empate, pero sin crear jugadas de verdadero peligro.

Óscar Ramírez, como lo adelanto en días previos al fogueo, buscó darle minutos fútbol a jóvenes como Ian Smith, Yendrick Ruiz, Rodney Wallace y Yeltsin Tejeda, seleccionados que no han tenido tantos minutos con la Selección, y que incluso en algunos casos debutaban como lo hizo Smith por lo que pueden ser una alternativa para la lista definitiva de la Copa del Mundo.

La llegada más clara para los rivales fue sobre el minuto 65’, cuando en jugada de contragolpe Escocia se fue al frente y en un mano a mano con Keylor Navas el portero nacional salvó de manera espectacular enviando el balón por fuera con su rechazo con las manos.

Con la victoria de 0 – 1 el equipo patrio culminó el primer encuentro amistoso e inició la gira europea con pie derecho, efatiza el sitio oficial tico.