Edgar Fonseca, editor

El empresario importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, y el expresidente del Banco de Costa Rica, Mario Barrenechea, dos de los principales implicados en el caso del “cementazo”, permanecerán en prisión preventiva hasta agosto, ratificó el Tribunal Penal del II Circuito Judicial de San José.

El Ministerio Público informó que así lo dispuso dicho tribunal a las 10:23 p.m. del miércoles.

El tribunal declaró sin lugar la apelación planteada por la defensa de Bolaños y de Barrenechea, imputados del caso mediáticamente conocido como “cemento chino”, por lo que confirmó la solicitud de la Fiscalía General para que ambos permanezcan en prisión preventiva hasta agosto.

El resto con medidas cautelares

Según la Fiscalía, el tribunal acogió parcialmente el recurso planteado por los subgerentes del Banco de Costa Rica Acuña (de finanzas y riesgos) y Víquez (de banca mayorista), y ordenó que ambos permanezcan sujetos al proceso, en libertad, bajo cinco medidas cautelares.

Estas son:

* impedimento de salida del país, arresto domiciliar en sus respectivas casas de habitación y localización permanente con mecanismo electrónico

* prohibición de comunicarse por ningún medio con cualquier testigo o actual funcionario del Banco de Costa Rica que tenga posibilidad de interferir en la investigación del proceso

* prohibición de acercarse a menos de un kilómetro de las oficinas y agencias del BCR

* y pago de una caución real (fianza) por ¢10.000.000 cada uno.

En esta instancia la Fiscalía no tiene posibilidad de apelar la resolución, citó el informe.

El escándalo del “cementazo” estalló en la cúpula de asesores clave del presidente Solís y se propagó a otras instancias, entre ellas al Poder Judicial.

Autoridades judiciales y legislativas investigan supuestas irregularidades con la concesión de prestamos del BCR por $30 millones a la firma Sinocem, vinculada a Bolaños.