Expresidentes se suman a Zapote y presionan por paquete fiscal

294

Edgar Fonseca, editor/Foto Presidencia

Siete expresidentes coincidieron ayer con el presidente de la República, Carlos Alvarado, en advertir la necesidad de aprobar pronto la reforma fiscal que se discute en el Congreso.

Seis de los exmandatarios estuvieron presentes en una inédita cita en Casa Presidencial y el sétimo se sumó vía Skype.

“Es fundamental la discusión y aprobación del Proyecto de Ley 20580, de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, una vez alcanzados los acuerdos legislativos. El fortalecimiento y la consolidación fiscal no admiten postergación y deben efectuarse de tal modo que, a la vez, el texto final que se someta a votación del Plenario Legislativo preserve los recursos necesarios para los programas sociales y se asegure la estabilidad económica del país”, dijeron los exgobernantes en una declaración tras el encuentro promovido por la Casa Presidencial.

“La situación fiscal que vive el país es realmente preocupante. Se requiere el compromiso y el esfuerzo de cada costarricense para sanear las finanzas públicas, mediante la adopción de medidas que permitan disminuir el gasto, enfrentar la evasión y el contrabando y asegurar los resultados hacia el futuro con una regla constitucional, alcanzar una mejor recaudación y estimular el crecimiento económico”, agregaron los exmandatarios.

En el encuentro participaron los expresidentes Oscar Arias Sánchez (1986-1990 y 2006-2010), Rafael Ángel Calderón Fournier (1990-1994), José María Figueres Olsen (1994-1998), Abel Pacheco de la Espriella (2002-2006), Laura Chinchilla Miranda (2010-2014) y Luis Guillermo Solís Rivera (2014-2018). El ex presidente Miguel Ángel Rodríguez Echeverría (1998-2002) se unió vía Skype, por encontrarse fuera del país, confirmó la Presidencia.

El presidente Alvarado  resaltó el  aporte al país de la expresidenta y los expresidentes y destacó, particularmente, “su voluntad de trabajar alrededor de los temas que nos unen para sacar a Costa Rica adelante”.

Manifiesto “histórico”

Presidencia calificó como “histórica” la declaración de los exmandatarios suscrita también por Alvarado.

Los ex gobernantes coincidieron en:

  1. La hoja de ruta nacional debe ser una construcción conjunta. Por encima de las diferencias partidarias debemos privilegiar el diálogo constructivo para desarrollar soluciones conjuntas que respondan a los importantes desafíos que enfrentamos y que generen oportunidades para todos.
  1. La situación fiscal que vive el país es realmente preocupante. Se requiere el compromiso y el esfuerzo de cada costarricense para sanear las finanzas públicas, mediante la adopción de medidas que permitan disminuir el gasto, enfrentar la evasión y el contrabando y asegurar los resultados hacia el futuro con una regla constitucional, alcanzar una mejor recaudación y estimular el crecimiento económico.
  1. Es fundamental la discusión y aprobación del Proyecto de Ley 20580, de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, una vez alcanzados los acuerdos legislativos. El fortalecimiento y la consolidación fiscal no admiten postergación y deben efectuarse de tal modo que, a la vez, el texto final que se someta a votación del Plenario Legislativo preserve los recursos necesarios para los programas sociales y se asegure la estabilidad económica del país.
  1. Es indispensable estimular paralelamente el crecimiento. Propiciar mayores niveles de inversión pública y privada en infraestructura, una mejor educación pública, avanzar en el Gobierno Digital, la eficiencia del Estado y el crecimiento del empleo en todo el territorio nacional son acciones fundamentales para lograr un país más equitativo, con oportunidades para todos. Enfrentar los problemas y avanzar en educación es insustituible para superar inequidades y dar un salto en nuestro desarrollo.
  1. Debemos promover un desarrollo integral. Acorde con nuestra vocación histórica y de cara al Bicentenario, debe velarse por mantener los balances que han garantizado el desarrollo integral de nuestra nación, mediante políticas sociales universales y de carácter focalizado que reduzcan la pobreza, desigualdad y la informalidad en el empleo, un renovado compromiso con la sostenibilidad ambiental y la recuperación de la seguridad de nuestros ciudadanos.
  1. Enfrentar unidos los retos internacionales. Garantizar nuestra soberanía, mantener el prestigio de Costa Rica en el concierto de las naciones y las luchas por la paz, el desarme, la democracia, el ambiente y los derechos humanos.