Nicaragua a paro nacional contra Ortega/Paramilitares generan ola de terror

368

PuroPeriodismo.com/Foto diario La Prensa, Managua

Nicaragua vivirá este jueves una jornada de paro nacional contra el régimen de Daniel Ortega asediado por una revuelta popular desde el 18 de abril que deja un saldo hasta ahora de 148 muertes, centenares de heridos, detenidos, desaparecidos y un ambiente incontenible de violencia, bloqueos y saqueos, en distintos departamentos.

Ayer fue tomada e incendiada por pobladores la estación policial de Diriamba, Carazo. Los 40 policías que la ocupaban salieron huyendo, informó el diario La Prensa.

Las acciones de bandas paramilitares con armas de guerra en las calles agravan el ambiente en la capital, denunció el diario.

En diferentes barriadas se incrementaron los bloqueos “tranques” de vías, destacó El Nuevo Diario.

Los obispos anunciaron que este viernes darán a conocer la respuesta de Ortega a las demandas de democratización presionadas por distintos sectores opositores. Ortega aceptaría adelantar elecciones pero no renunciar, según trascendió de una cita que tuvo con un emisario de EE.UU.

Gasolineras atestadas

Una hora después de anunciada la decisión de llamar a un paro nacional de 24 horas, los vehículos se agolpaban en las gasolineras, buscando combustibles, mientras las familias acudían a los supermercados para garantizarse unos días adicionales de abastecimiento para el hogar, detalló el sitio Confidencial.com de Managua.

 

Nicaragua se alista para el paro convocado por la oposición con el fin de presionar al presidente Ortega a frenar la represión y terminar con los violentos enfrentamientos que dejan 148 muertos en casi dos meses.

“Este es un paro cívico y pacífico que abarca a todo el país y a todas las actividades económicas”, señaló la Alianza Nacional por la Justicia y la Democracia, que agrupa a empresarios, estudiantes y sectores de la sociedad civil.

La convocatoria a paro, que regirá a partir de las 00H00 locales (06h00 GMT) del jueves, se realiza después de que los obispos entregaron la semana pasada a Ortega una propuesta para retomar el diálogo con sus opositores, en la que piden adelantar las elecciones y adoptar reformas democráticas, dice El Nuevo Diario.

Ortega no ha respondido y la represión a las protestas ha recrudecido en todo el país, con ataques de fusilería y de hombres armados encapuchados a bordo de camionetas y motocicletas.

– –

Desde que se iniciaron las manifestaciones el 18 de abril, el balance de fallecidos es de 148 muertos y hay más de 1.000 heridos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La crisis ha dejado además pérdidas estimadas en unos 800 millones de dólares, según la ONG Consultores para el Desarrollo Empresarial (Copade).

“Aplicar sanciones fuertes”

Ortega acusa a los manifestantes de impedir la libre circulación de personas y mercancías, incluido el transporte de carga desde países vecinos. Por lo que las autoridades nicaraguenses intentan levantar los bloqueos de rutas que afectan a 70% de las carreteras del país.

“La población tiene un sentido de urgencia de que Ortega salga del poder. Cada día en el gobierno significa más muertos. Nadie esta exento de la matanza que ha desatado”, denunció el exvicecanciller José Pallais.

Pallais consideró poco factible que haya una solución a la crisis política en la que se contemple que Ortega continúe en el poder