Fotoreportero arrollado por croatas sobrevivió a tiroteo en Cóbano

276

Edgar Fonseca, editor/ Foto El País Madrid

El veterano fotoreportero Yuri Cortez de la agencia AFP, terminó en primer plano mundial ayer al ser arrollado por los jugadores croatas  en el dramático triunfo, 2-1- sobre Inglaterra  en Moscú. Cortez vivió un trance de violencia inolvidable  en Cóbano, Puntarenas el 4 de abril de 2009 cuando afrontó un tiroteo mientras cubría una boda de estrellas internacionales.

Junto con el entonces corresponsal del diario Al Día, Rolando Áviles, Cortez viajó a playa Santa Teresa, Cóbano, a cubrir la boda de la modelo brasileña Giselle Bündechen y la estrella del fútbol norteamericano Tom Brady.

La cobertura generó un altercado con guardaespaldas de las estrellas y desató un tiroteo en el sitio por el que hubo causa judicial por tentativa de homicidio.

La Nación informó el 11 de noviembre de 21016 que la Sala Tercera confirmó la condena de cinco años de prisión contra los dos custodios acusados.

Los sentenciados, Solís (costarricense) y Rivas (colombiano), formaban parte del equipo de seguridad de la finca propiedad de la modelo, localizada en Santa Teresa de Cóbano, sitio donde se celebraba el matrimonio, agregó el diario.

Los magistrados –según dicho medio– ratificaron la pena en una resolución tomada el pasado 29 de setiembre, según consta en el voto 1042- 2016. Los altos jueces rechazaron los recursos de casación presentados por los dos implicados.

Embestido por croatas

Ayer, Yuri Cortez se tornó en celebridad mundial al ser literalmente embestido en su esquina en el estadio de Moscú tras el segundo gol del artillero croata Mandzukick, según captaron las imágenes de televisión transmitidas a todo el mundo.

El gol de la victoria fue de Mario Mandzukic al minuto 109. Los jugadores croatas se enfilaron hacia la tribuna con sus aficionados, pero se tropezaron en la zona de fotógrafos. Allí se encontraba Yuri Cortez, reportero gráfico de la agencia France Press (AFP), con la cámara en la mano derecha bien firme. Desde el césped tuvo un ángulo inédito en la cobertura, narra el sitio Verne del diario El País de Madrid.

Josip Pivaric festejó directo hacia la lente del fotógrafo salvadoreño radicado en México. Mandzukic, hombre del gol, le ofreció su mano para levantarle y le estrechó la mano. También se le acercó Iván Rakitic para preguntarle si estaba bien. Domagoj Vida, defensor, le plantó un beso en la frente durante la celebración, detalla el medio.

“Anotan el gol y corre Mandzukic a nuestra esquina. Tengo el lente 400 (milímetros) y a la par el lente gran angular para ese tipo de situaciones. Se arremolinaron enfrente mío, llegaron los jugadores de la banca y empezaron a caer encima mío. Sentí cómo se volteó mi silla y tuve la cámara siempre en la mano y no dejé de disparar”, comentó Cortez a Verne, vía telefónica.

El momento retratado por colegas de Cortez fue retomado por distintas cuentas en Twitter y compartida cientos de veces. En ellas destacaron la tenacidad para capturar imágenes desde un incómodo lugar así como la perspectiva que tuvo del festejo desde el césped. “Los jugadores me preguntaron si estaba bien, uno de ellos me dio mis lentes que terminaron doblados”, agrega el fotoperiodista que cubre su cuarta Copa del Mundo.

Ver diario El País, Madrid