Costa Rica condena decisión de Ortega de expulsar misión ONU

343

Edgar Fonseca, editor/Foto La Prensa, Managua

El Gobierno de Costa Rica condenó la decisión del régimen de Daniel Ortega de expulsar la misión ONU de Nicaragua que investigaba graves violaciones a los derechos humanos perpetradas en los últimos cuatro meses de rebelión ciudadana.

“El Gobierno de Costa Rica condena vehementemente la expulsión de por parte del Gobierno de Nicaragua”, dijo el Presidente Carlos Alvarado en un tuit.

“De igual manera, como Presidente reitero: bajo ninguna circunstancia CR entregará las listas de personas que se encuentran refugiadas en nuestro territorio”, advirtió tras la demanda de Ortega de que Costa Rica entregue a dicho régimen un listado de los nicaragüenses que se han refugiado en el país en los últimos cuatro meses como producto de la ola de violencia y convulsión social que se vive.

Vehemente condena

En uno de los más duros pronunciamientos diplomáticos recientes, el gobierno de Costa Rica censuró la decisión de Ortega.

El Gobierno de la República de Costa Rica condena vehementemente la expulsión de una misión de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, por parte del Gobierno de República de Nicaragua, citó la posición de Relaciones Exteriores en San José.

En el transcurso de esta semana –agregó– la Oficina del Alto Comisionado emitió un extenso informe que da cuenta de graves violaciones a los derechos humanos que ocurren a diario en la hermana República de Nicaragua.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto respalda contundentemente ese documento y expresa su más profunda preocupación ante las reiteradas violaciones a las libertades fundamentales, el recrudecimiento de la violencia y el uso indiscriminado de la fuerza contra la sociedad civil, añadió.

El Gobierno de Costa Rica –mencionó el documento– cree fielmente en la objetividad del Alto Comisionado de Naciones Unidas y apoya firmemente el mandato de protección y denuncia, de acuerdo a la resolución de la Asamblea General que le dio vida.

Olvídese de la lista

El gobierno de Costa Rica aprovechó este nuevo incidente internacional del régimen de Ortega para rechazar una demanda que hizo el mandatario nicaragüense de la lista de conciudadanos refugiados en el país.

“Costa Rica reafirma su compromiso con la defensa y protección de los derechos humanos. Asimismo, manifiesta que bajo ninguna circunstancia entregará listas de personas que han solicitado refugio, en el territorio nacional, fijó la posición de la Cancillería en San José.

La confidencialidad es el principio rector para el registro y manejo de la información de los solicitantes de la condición de refugiado y de las personas refugiadas declaradas, que encuentra su fundamento en diversos instrumentos internacionales suscritos por Costa Rica, destacó la Cancillería.

Costa Rica también presiona a Ortega para que colabore con los mecanismos universales y regionales, sin limitar su actuación; y para que apoye decididamente los esfuerzos de diálogo comprometido y efectivo, como el camino hacia una solución a la crisis que enfrenta.

 

Se estima que unos 23 mil nicaragüenses buscaron refugio tras los enfrentamientos de las últimas semanas entre grupos civiles y tropas policiales y paramilitares.

Echó a la misión ONU y desata repudio internacional

El Gobierno de Daniel Ortega ordenó  la salida de Nicaragua de la representación de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) por considerar que “han cesado las razones, causas y condiciones” de la misión en el país, destacó el diario La Prensa de Managua.

La expulsión ocurrió dos días después de la presentación del informe de Oacnudh sobre la crisis en Nicaragua, que niega el discurso oficial de un intento de golpe de Estado y más bien pone al descubierto la masacre ejecutada con la represión del régimen Ortega Rosario Murillo, añadió el medio.

En una nota de prensa de la Cancillería, el Gobierno asegura que “han cesado las razones, causas y condiciones que dieron origen a dicha invitación (para que la misión de la ONU llegara al país), este Ministerio comunica que da por concluida la invitación y finalizada la visita a partir de hoy 30 de agosto de 2018”, agregó LaPrensa.

Según la misma comunicación de la Cancillería, la invitación al Alto Comisionado se dio “con el propósito de que diera acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguridad, creada en el marco del Diálogo Nacional, con el fin de asegurar el desmantelamiento de los tranques”.

Continuará su trabajo de forma remota

Según el diario, la Oacnudh emitió un comunicado donde aseguró que “proseguirá con su labor de monitorear e informar sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua de forma remota”. Asimismo afirmó que “continuará apoyando a las víctimas y sus familiares”, así como a la sociedad civil.

La misión reiteró “su disposición de brindar apoyo a las autoridades para que el Estado de Nicaragua pueda cumplir con sus obligaciones internacionales de derechos humanos”.

La decisión de Ortega desató una ola de repudio local e internacional.

Ver diario La Prensa, Managua