Pese a huelga, escuela Napoléon Quesada de Zapote abrió con normalidad

607

Edgar Fonseca, editor/Foto Presidencia

Como una isla solitaria en medio de la paralización de clases en todo el país, la escuela Napoléon Quesada de Zapote, San José, con 400 alumnos, abrió y funcionó este lunes con toda normalidad. De 60 funcionarios solo siete no llegaron a laborar.

Así dicha escuela se sumó al Instituto Tecnológico de Costa Rica que tampoco aceptó unirse al movimiento huelguístico impulsado por dirigentes sindicales contra el plan de reforma fiscal en discusión en la Asamblea Legislativa.

“Yo reuní a todo el personal y les dije: tenemos que ponernos la mano en el corazón y pensar que el país nos necesita ahora más que nunca, afortunadamente, la respuesta fue muy positiva de 60 funcionarios únicamente, 7 no llegaron a laborar hoy”, destacó doña Florysel Prado, directora de dicho centro educativo.

Ella madrugó más de los normal. “Hoy a las 5 a.m. ya teníamos la escuela abierta porque era importante que nos padres de familia no tuvieran duda de la normalidad en las labores”, dijo.

La Napoleón Quesada tiene una población estudiantil de 400 niños y niñas. Algunos no llegaron a clases durante la mañana, pero los maestros realizaron llamadas telefónicas a los padres y poco a poco las aulas se completaron, detalló un informe de la Casa Presidencial.

Los funcionarios que no llegaron fueron  4 docentes, 2 cocineras y el guarda.

“Yo estoy en la escuela desde las 6 y 30. Vine porque somos responsables y porque sabemos que es muy importante para el futuro de nuestros niños y niñas. Por ellos lo hacemos”, expresó Jenny Cascante, conserje.

El Ministro de Educación Pública, Édgar Mora, aseveró que la huelga de este lunes contra la reforma fiscal no se justifica.

El MEP –advirtió Mora– recopilará en tiempo real la información de la cantidad e identidad de docentes que no llegaron a brindar “el servicio educativo”.

Con ese objetivo, el Ministerio de Educación Pública (MEP) utilizará una nueva aplicación creada para este movimiento. La información le servirá al ministerio para documentar la magnitud del movimiento y la responsabilidad que pesa sobre los funcionarios que se ausentaron de su trabajo, confirmó la Presidencia.